En muchas ocasiones os comentamos que el castigo es una técnica que no sirve de nada y que estropea el vínculo del propietario con la mascota. En todo caso, el animal puede aprender a hacer lo que se castiga cuando el dueño no está delante. En este artículo de nuestros compañeros de el secreto de los gatos…