Shaping

Para ser un buen entrenador hay que ser flexible y considerar en todo momento no solo el objetivo del entrenamiento- el comportamiento final- sino todo lo que se tiene delante: el individuo y sus características y cualidades, lo que le gusta y lo que no, si tiene algún problema de comportamiento o físico, el entorno que lo rodea, los diferentes entornos de entrenamiento y, por supuesto, la capacidad y formación del entrenador. Para ser un buen entrenador hay que ser humilde, flexible y poseer siempre grandes deseos de estudiar, aprender y mejorar (incluso de y con otros).

Somos seguidores y defensores del entrenamiento en positivo como técnica de enseñanza y del respeto en todo momento del bienestar del animal. Para enseñar a un animal un comportamiento nuevo, la mejor manera es descomponer ese comportamiento- complejo o no- en diferentes, sencillas y múltiples partes y comenzar a entrenarlo, ya sea desde el principio o desde el final moldeando y premiando poco a poco las respuestas del animal hasta conseguir el comportamiento final planeado. De esta manera al animal le resulta menos frustrante y mucho más sencillo, reconfortante y divertido aprender. A esta técnica la llamamos shaping.

Para conseguir todo ello se debe tener un plan de acción, no se puede hacer sobre la marcha. Y no solo tener el plan, sino ir haciendo anotaciones sobre lo que se va consiguiendo, sobre los problemas obtenidos y cómo solucionarlos. Así puedes comprobar lo que hiciste, en qué te equivocaste y qué funcionó. Y el plan, por supuesto, se puede cambiar o modificar en función de lo que se va consiguiendo y de las respuestas que el animal va ofreciendo. No es algo rígido, sino flexible, porque los animales no son máquinas, sino seres pensantes y muy colaboradores si el profesional sabe adaptarse a su personalidad.

Esto es lo que debe hacer un buen entrenador, además de conocer la teoría del aprendizaje profundamente.

Pero existe una guía sencilla  que nos puede ayudar a no olvidarnos de cómo hacerlo bien. No es una biblia, sino una serie de sugerencias que te pueden ayudar a no desviarte del camino.

Los 10 principios modernos del shaping (The modern principles of shaping) tuvieron su origen en las anteriormente llamadas 10 leyes del shaping (Ten laws of shaping). Estas 10 leyes fueron acuñadas por Karen Pryor y publicadas en su libro Don’t shoot the dogPero 30 años después fueron revisadas por sugerencia  de su equipo y junto con ellos, Lori Chamberland y Ken Ramírez, de manera que se eliminara ese carácter de leyes impuestas y basadas en negaciones: “no hagas esto”; y pasaran a ser sugerencias o guías para conseguir un entrenamiento lo más adecuado posible en cuanto a la consecución de un comportamiento por aproximaciones sucesivas. Se trata de enseñarle al animal lo que quieres que haga, no decirle lo que no quieres que haga. En eso se basan el adiestramiento en positivo y el entrenamiento con clicker.

Clickers

Transcribimos a continuación los 10 principios, que puedes encontrar en este texto:

  1. Estar preparado antes de comenzar. El animal te va a ofrecer conductas y tienes que estar listo para marcar las que son correctas. Si se te pasan los clics el moldeado fallará y el animal se frustrará y no avanzará escalones hacia el comportamiento final. Tienes que marcar cualquier comportamiento que se dirija mínimamente al que quieres conseguir.
  2. Consigue que el animal siempre tenga éxito. Para ello debes fraccionar el comportamiento objetivo en múltiples partes que sean fáciles de conseguir y puedan ser premiadas. Si el animal no consigue refuerzos positivos no sabrá lo que tiene que hacer y se frustrará y estresará.
  3. Trabaja un criterio cada vez. Hay que tener un plan e ir trabajando objetivos sucesivos subiendo o cambiando el criterio poco a poco. Si estás trabajando un sentado premia al principio cualquier tipo de sentado. Más adelante irás perfilando y moldeando la conducta para alcanzar mayor perfección.
  4. Cuando algún aspecto cambie disminuye el criterio anteriormente conseguido. Por ejemplo, si cambias el escenario premia formas anteriores del comportamiento hasta que el animal esté cómodo de nuevo.
  5. Si el plan falla y el animal no avanza, hay que cambiarlo. Si el camino que habías planeado no funciona para que el animal progrese en el aprendizaje de la conducta objetivo, hay que parar y elegir otro camino.
  6. La sesión de entrenamiento debe ser continua, con una alta tasa de refuerzo. El animal debe estar enganchado en el proceso, si la tasa de refuerzo es baja se perderá en el aprendizaje de las aproximaciones.
  7. Si un escalón falla baja al principio si hace falta. Ve atrás hasta el comportamiento anterior o varios anteriores que el animal ejecuta correctamente para que no pierda el interés y consiga su refuerzo.
  8. Mantén la atención en el animal durante la sesión. No te entretengas con diferentes actividades, deja el móvil, no te pongas a hablar con los observadores. Empieza y termina la sesión, después ya harás lo que  tengas que hacer. De otra forma el animal va a perder el interés y la continuidad en lo que estaba aprendiendo.
  9. Ve siempre por delante. Puede que el animal de repente te ofrezca un comportamiento más avanzado del que esperabas. Tienes que estar preparado para subir esos escalones y premiarle.
  10. Termina mientras estés por delante. Finaliza la sesión con el animal enganchado en ella, con algo reforzante, con interés en continuar, nunca con frustración o desgana. Si hace falta refuerza conductas anteriores.

Bien sencillo, aunque a la vez complejo. Ser un buen educador/entrenador/adiestrador no es fácil. Hacen falta grandes dosis de conocimiento, interés continuo por el estudio, capacidad de trabajo y humildad para reconocer errores. ¿Eres tú de esos?

Por Rosana Álvarez Bueno.

 Si quieres recibir noticias como esta y otras cosas interesantes directamente en tu email

¡Suscríbete a nuestra newsletter para particulares!

¡Suscríbete a nuestra newsletter para veterinarios!

¿Quieres tener nuestros libros Etología canina. Guía básica sobre el comportamiento del perro y Etología felina. Guía básica sobre el comportamiento del gato? Puedes solicitarlos pinchando en la imagen de debajo. También puedes encontrarlos en Amazon y en otras librerías online y físicas.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.