Caso clínico de un perro reactivo

1.    Introducción.

Billy es un macho castrado de raza mestiza de 5 años de edad, recogido de la calle con 6 meses.

Su propietaria nos comenta que en la calle reacciona de manera agresiva cuando ve a otro perro.

Han trabajado con varios adiestradores sin resultado y ya está desesperada. Acude a mí derivada por su veterinario.

2.    Descripción del caso clínico.

a.     Anamnesis: Billy vive en un adosado de una urbanización. Convive en familia con su dueña, sus padres y sus dos hermanos, además de una perrita de 14 años, una coneja y dos ratas. Tiene muy buena relación con todos.

La casa tiene varias plantas y un patio. Billy está donde esté su dueña. Muestra hiperapego.

Sale mucho a pasear. Los fines de semana suelen ir al campo o a la playa.

Es un perro activo, juguetón y afectuoso y le encanta hacer ejercicio,

pero los paseos se han convertido en una tortura debido al problema de agresividad hacia otros perros.

En la calle reacciona cuando ve a otro perro ladrando, tirando y saltando hacia él con una postura ofensiva.

Su dueña está bastante desesperada con el problema, mostrando una actitud negativa ante las posibilidades de tratamiento.

Billy está al día en sus vacunaciones y desparasitaciones. Fue castrado con 7 meses.

Está diagnosticado de epilepsia y se trata con fenobarbital y bromuro potásico.

Tiene una malformación en los miembros delanteros debido a un cierre prematuro del cúbito que le causa dolor y se trata con meloxicam. El dolor ha empeorado con el tiempo.

También tiene otros problemas de conducta, como fobia a los petardos y cohetes y ansiedad y vocalizaciones en el coche y a veces en casa.

Un día, un perro lo revolcó en el parque, sobre el año y medio de edad. Desde entonces comenzó a reaccionar con otros perros, ladrando ofensivamente y dándoles un golpe de aviso con la boca, sin llegar a morder.

Pasaron por varios adiestradores que utilizaban castigo positivo  e inundación y por una veterinaria con poca experiencia en etología. Todo con unos dos años de edad con intervalo entre ellos.

b.    Diagnóstico diferencial:

i.     Hepatopatías.

ii.     Dolor.

iii.     Hipotiroidismo.

iv.     Epilepsia psicomotora.

v.     Agresividad defensiva dirigida hacia perros:

1.     Socialización deficiente.

2.    Destete temprano.

3.     Traumática.

4.    Genética.

vi.         Agresividad ofensiva dirigida hacia perros:

1.     Territorial.

2.    Protección.

3.     Aprendida.

c.     Diagnóstico: no se realizaron pruebas diagnósticas debido a que había sido un perro que frecuentemente iba al veterinario, dado su historial.

Valoramos la posibilidad de realizar chequeo neurológico y pruebas de tiroides, pero los propietarios prefirieron destinar el dinero al tratamiento de modificación de conducta.

Según lo observado en la consulta y el historial médico y conductual de Billy, diagnosticamos una agresividad defensiva dirigida hacia perros desconocidos, con un componente de aprendizaje, frustración y ansiedad, debidos a la cronicidad y al manejo inconsistente, y posiblemente agravada en ciertos momentos por dolor.

d.    Tratamiento: clases de modificación de conducta una vez a la semana. Se instauró un tratamiento farmacológico a base de fluoxetina 1 mg/Kg/24 h. para controlar la ansiedad y la impulsividad.

Protocolo para el tratamiento de un perro reactivo:

1.     Identificación del estímulo desencadenante de la reacción:

a.     Naturaleza.

b.    Causa.

c.     Umbral.

2.    Privación del estímulo desencadenante.

3.     Aprendizaje de señales de control y de calma.

4.    Desensibilización y contracondicionamiento (clásico u operante).

Naturaleza del estímulo: visión de perros desconocidos; causa: miedo; umbral :unos 10 metros de distancia.

Las señales de control: “sienta”, “tumba” y “mira”.

El problema en la privación puede venir cuando el perro vive en una zona muy poblada de perros.

Los ejercicios se trabajaron en positivo y reforzando las situaciones de calma.

Se instauró también un programa de ejercicios de fomento de la independencia, trabajo mental y concentración con juguetes interactivos y juegos de olfato.

Antes de comenzar con la DS se subió la fluoxetina a 1,5 mg/Kg/24 h.

La DS se llevó a cabo controlando la distancia con perros que se iban encontrando por la calle y utilizando el CC operante con las señales practicadas.

Si no había posibilidad de incrementar la distancia con algún perro, le enseñamos a distraer (CCO) a Billy con comida y juego mientras pasaba rápidamente por el lugar donde se encontraba la amenaza o cambiaba de dirección.

Más adelante se comenzó a aplicar CC clásico con comida a la visión de otro perro.

e.    Evolución: desde que se comenzó a practicar la DS Billy comenzó a evolucionar muy positivamente. Su propietaria comenzó a tener otra visión sobre el problema. Esto representó una ayuda en el tratamiento.

A los 8 meses se comenzó la reducción de la fluoxetina. Billy era capaz de pasar al lado de un perro sin reaccionar.

Según su propietaria: “he llegado a donde nunca creía que podría llegar”.

 3.    Discusión y conclusiones.

–       Efectos negativos en la conducta de un perro de las experiencias en los parques caninos.

–       La contribución negativa en la conducta del adiestramiento en negativo.

–       La influencia de la actitud del propietario en el tratamiento de los problemas de conducta.

–       La intervención del veterinario generalista, derivando el caso a un especialista.

4.    Bibliografía.

Camps, T., Amat, M.(2013). Cambios de comportamiento asociados al dolor en animales de compañía. Zaragoza. Grupo Asís Biomedia S.L.

Horwitz, D. (2012) Agresividad entre perros. Casos clínicos. Ponencias del XXIX Congreso de AMVAC (Madrid).

Lindsay, SR. (2000). Handbook of applied dog behavior and training. Iowa. Iowa university press.

Overall K. L. (1997) Clinical behavioral medicine for small animals. St. Louis, Missouri: Mosby.

Rosado, B. Máster en etología clínica y bienestar en animales de compañía. Módulo 4, Unidad 2, Agresividad canina. Zaragoza, España. UNIZAR 2013.

Yin, S. Los stress handling, restraint and behavior modification of dogs & cats. (2009). Davis, CA. Cattledog Publishing.

Yin, S. Reactive dogs: foundation exercises for your leash-reactive dog. www.drsophiayin.com Posted 6/23/13.

Yin, S . Reactive dogs: moving past distractions on a walk. www.drsophiayin.com Posted 6/29/13.

 

 

 

 

 

 

 

Write a comment:

*

Your email address will not be published.