A estas alturas igual hasta se han olvidado de mi. Sí, soy María, esa chica que va (iba) con Rosana a las consultas y que ha escrito algún que otro artículo. Bueno pues sigo viva, a duras penas pero sigo viva. Voy capeando el temporal que supone la maternidad a tiempo completo de la mejor…