Ingredientes: – Un domingo cualquiera de esos de pereza, que parece que te has tomado media caja de valium. – Una cama de 1,50 de las del Ikea con estructura de barandilla. Cuanto más difícil sea hacerla, mejor. – Tiene que ser un día de agosto en una población de interior donde se esté calentito,…