Socialización versus vacunación

Clases de cachorros

Un título y un artículo controvertido donde los haya. Es muy complicado hablar de estos dos temas porque se contraponen pero también se complementan. Es difícil unir ambos conceptos y llevarlos a la práctica de manera correcta, pero se puede hacer perfectamente, y eso es lo que queremos que entendáis; porque tan importante es una cosa como la otra y no se deben dejar de lado ninguna.

Y es que en muy pocos casos la socialización y la vacunación conjuntas se realizan correctamente. Casi siempre por desinformación, pero a veces también por comodidad, dejadez, etc.

Seguro que vuestros clientes os cuentan sus experiencias de los terribles primeros 3 meses de vida del cachorro, en los que les recomendáis  que no saquen al perro a la calle debido a que está con el programa vacunal y no está protegido. ¡Qué duro es sobrellevar esto para ellos! Los pipís y cacas en casa, los destrozos del cachorro, las manos y pies mordidos, …

Bueno, por si no lo sabíais, se puede y se debe hacer de otra manera. Por supuesto no vamos a comprometer la higiene médica del cachorro, en ningún momento, porque es muy importante, pero sí vamos a acompañar este periodo tan importante en el comportamiento del perro con un programa de socialización temprana que prevendrá problemas de comportamiento futuros en el adulto.

El periodo vacunal coincide con la fase más importante en el desarrollo del comportamiento del individuo, la de socialización. Ésta se extiende en la especie canina desde las 4 hasta las 12 semanas de vida. El llevar a cabo un periodo de socialización adecuado no es importante solo para el desarrollo de un comportamiento equilibrado en el individuo, sino para forjar una inmunidad adecuada y una buena capacidad de respuesta al estrés en el mismo durante su vida.

Por supuesto, esto incluye que los cachorros estén con su madre al menos hasta las 8 semanas de vida. Madre, hermanos y socialización con el ambiente en el que va a vivir el cachorro, constituyen, junto con la vacunación, las garantías de equilibrio sanitario y emocional del adulto.

Según la Sociedad Veterinaria Americana de Comportamiento Animal (American Veterinary Society of Animal Behavior, AVSAB), la mortalidad asociada a problemas de comportamiento es mucho mayor que la relacionada con enfermedades infecciosas, por lo que la AVSAB y la Asociación Americana de Hospitales para Animales (American Animal Hospital Association, AAHA) recomiendan encarecidamente las experiencias tempranas para los cachorros.

¿Cómo podemos garantizar estas experiencias tempranas que constituyen la socialización? Podemos hacerlo mediante las puppy parties y las clases de cachorros.

Puppy party

Puppy party

Sin embargo, muchos veterinarios sois contrarios a la socialización del cachorro debido al riesgo de contraer enfermedades infecciosas. Citamos un estudio publicado en el Journal of the American Hospital Association (Stepita M.,et al., 2013), según el cual los cachorros vacunados al menos una vez que asisten a las clases de socialización no presentan mayor riesgo de infección por parvovirus que los cachorros vacunados que no acuden a las clases.

Las puppy parties y las clases de cachorros deben realizarse bajo unas reglas mínimas que garanticen la no propagación de enfermedades infecciosas. Estas normas establecidas por la AVSAB son las siguientes:

1. Los cachorros deben tener en regla la cartilla sanitaria y haber sido examinados recientemente por un veterinario.

2. Como mínimo, los cachorros deben ser vacunados por un veterinario con una vacuna viva modificada frente al virus del moquillo, adenovirus 2, y parvovirus, al menos 10 días antes de asistir a clase de socialización.

3. Preferiblemente, los cachorros deben ser vacunados frente a Bordetella (se recomienda la vía intranasal) al menos 7 días antes de asistir a clase.

4. Los cachorros deben estar desparasitados.

5. Los cachorros deben comenzar a recibir tratamiento preventivo frente al gusano del corazón.

6. Los cachorros deben haber permanecido en su domicilio actual por lo menos 10 días antes de asistir a clase. A su vez, el establecimiento donde se llevan a cabo las clases debe ser convenientemente higienizado y desinfectado antes y después del evento.

Puedes informarte sobre este programa contactando con nosotros.

Por Rosana Álvarez Bueno.

Si quieres recibir artículos como este y otras cosas interesantes directamente en tu email…

¡Suscríbete a nuestra newsletter para particulares!

¡Suscríbete a nuestra newsletter para veterinarios!

Write a comment:

*

Your email address will not be published.