Reconocimiento del estrés en gatos

Definición de estrés

Se define el estrés como la respuesta de un organismo a una demanda que le obliga a cambiar o adaptarse. La manera en la que un animal responda a estas demandas determinará su conducta. Cualquier estímulo recibido causa estrés y éste es el determinante que hace que un organismo se adapte.

La conducta es el resultado de la interacción organismo/ambiente para producir una respuesta. Esto quiere decir que la conducta que desarrolla un animal en un momento concreto estará determinada en parte por su genotipo y en otra parte variable por el ambiente en el que se ha desarrollado su vida. Determinados estímulos inciden en el SNC para producir una respuesta en cada momento. Estos estímulos pueden ser externos (ambiente) o internos (hormonales). La respuesta producida (conducta) puede ser innata (estereotipada) o aprendida (experiencia).

Modelo clásico del estrés

En este modelo se reconocen tres fases que actúan correlativamente:

– Alarma: el animal percibe un agente estresante externo o estresor y pone en marcha mecanismos orgánicos y de conducta.

– Adaptación: el organismo reacciona de diferentes maneras para solucionar el desafío.

– Agotamiento: si el estresor persiste, el organismo puede agotarse y mostrar enfermedades.

Los mecanismos del estrés consisten en una activación del eje hipotálamo- hipófisis- adrenales, aumento de glucocorticoides en el torrente circulatorio y de la liberación de catecolaminas y activación del componente simpático. En la conducta esos cambios se reflejan en la comunicación agonística de lucha o de huída o en el efecto totalmente contrario, la inhibición de todo comportamiento. El control se efectúa sobre todo a nivel hipotalámico, con la liberación de CRH (hormona liberadora de corticotropina). Otras sustancias intervienen también desencadenando la conducta, por ejemplo la vasopresina, que induce al marcaje en estas situaciones. Otras conductas relacionadas son la de acicalamiento, la actividad general, la coprofagia, la agresividad, las conductas compulsivas, etc.

El estrés es la causa principal de muchos problemas de comportamiento entre los que se encuentran la agresividad, la ansiedad, la hiperactividad, las estereotipias o conductas compulsivas, las fobias y la eliminación inadecuada.

La corteza cerebral- que regula las áreas del pensamiento- y el sistema límbico- que regula las emociones- actúan contrariamente. Si un animal está sometido a una emoción fuerte dejará de pensar y viceversa.

 Ante una situación de estrés (miedo, hambre, daño físico, etc.) el hipotálamo hace que la hipófisis anterior libere hormona ACTH, la cual actúa sobre la corteza de las glándulas adrenales para que éstas a su vez liberen glucocorticoides. Estos glucocorticoides tienen efecto inmunosupresor (inhibiendo a los linfocitos T colaboradores de clase 1 y a los macrófagos)

Debido a su complejidad, la interrelación de la inmunidad con la neurología y la endocrinología aun no está completamente comprendida, pero existen sólidas evidencias de la comunicación tridireccional entre los sistemas inmune, nervioso y endocrino. Algunas de ellas pueden ser:

* Ratones que han sido sometidos a confinamiento diario, durante 1 hora, en una caja pequeña, resultan incapaces de recuperarse a inoculaciones virales subletales para ratones normales.

* Monos separados de sus familias o compañeros experimentan una severa disminución de las respuestas de activación linfocitaria ante estímulos antigénicos.

* Esas mismas respuestas se observan mermadas en la mayoría de las especies, incluyendo el hombre, durante períodos de estrés (emocionales, ambientales, fisiológicos, de relación, etc.)

¿Qué es el euestrés?

El euestrés es un término utilizado para definir el estrés beneficioso. Porque no todo el estrés es perjudicial. Existe un nivel de estrés que se utiliza normalmente como reacción vital en todos los animales, que lleva al mismo a un estado de equilibrio interno u homeostasis necesario para la adaptación al medio. Este proceso se conoce como síndrome general de adaptación.

Sin embargo, si el estrés conduce a deshacer el equilibrio, es entonces cuando lo consideramos un factor perjudicial que puede alterar las respuestas naturales y conducir a un estado patológico con afectaciones psicosomáticas y psicológicas.

 El euestrés favorece el estado inmunitario, psicológico y emocional. El estrés a enfermedades orgánicas y de conducta. En el gato las más frecuentes son la colitis crónica y la cistitis intersticial; y la agresividad, los fenómenos de marcaje (con orina, heces y uñas) y las estereotipias, respectivamente.

Trastornos en los que se manifiesta el estrés

¿Podríamos llamarlos psicosomáticos? Bueno, según la definición de ese término sí, ya que son trastornos, tanto físicos como de conducta que se manifiestan debido a una situación de estrés crónico.

 Es curios como la mayoría de los clientes propietarios de gatos a los que visito no reconocen casi nunca que haya existido o exista una situación estresante para su gato. O bien porque haya un trastorno de agresividad hacia personas o entre gatos, una estereotipia o un trastorno alimentario como anorexia, bulimia o pica.

 En la mayoría de las ocasiones no es posible encontrar la causa inicial que provocó ese cambio. Pero a veces son cosas tan simples como haber llevado al gato al veterinario, un viaje, una hospitalización del animal, un olor extraño, la visita de alguien desconocido; o más graves como problemas de socialización temprana, separación prematura de la madre, el no respeto de el etograma propio de la especie o la introducción de un gato tras otro en una casa con el consiguiente problema de territorio.

 Un ejemplo de patología orgánica asociada a estrés y ansiedad es la conocida cistitis intersticial idiopática felina. Se produce una inflamación de las paredes vesicales sin poder encontrar un causante infeccioso o físico real.

 Los órganos diana que en los distintos animales e individuos van a actuar  como susceptibles de sufrir el estrés son variados. En el gato las patologías más frecuentes en el sentido orgánico son:

– el asma bronquial

– la cistitis intersticial

– la colitis crónica

– la alopecia psicógena

– la hiperestesia felina

– las enfermedades autoinmunes

 En la cuestión conductual nos encontramos con problemas como:

– agresividad ínter e intraespecífica

– ansiedad generalizada

– fobias

– estereotipias

– pica

– anorexia

– bulimia

– inhibición

– marcaje urinario y con las uñas

– hiperactividad

– vocalizaciones

 Podríamos pensar que tras identificar y tratar las causas estresantes subyacentes el problema desparecería, sin embargo en muchas ocasiones no ocurre así; bien porque además del estrés estaban implicados otros factores o bien porque el animal ha desarrollado una tendencia o patrón de comportamiento ritualizado o estereotipado.

 Por supuesto al tratamiento pasa por terapias en las que se reduzca el ambiente estresante (enriquecimiento ambiental), se introduzcan fármacos psicotrópicos y feromonoterapia y se modifique conductualmente a los animales y personas que conviven.

 Las feromonas

Las feromonas son sustancias químicas volátiles producidas por glándulas que se encuentran en diversas zonas corporales: periorales (alrededor de la boca), temporales (lateral de la cabeza), caudales (cola), anales, almohadillas plantares, orina, heces y saliva. La comunicación química se percibe mediante el olfato y el órgano vomeronasal a través de la conducta de flehmen.

Según la información que transmiten pueden ser de alarma, sexuales, sociales, maternales, sociales y territoriales.

Las de alarma las emiten en situaciones de estrés, con los sacos anales y principalmente con las almohadillas plantares. También pueden emitir heces y orina.

Las sexuales se emiten en el periodo de celo mediante la orina. Son detectadas a kilómetros de distancia. También existen las que sincronizan el celo de las gatas de un grupo.

Las sociales y territoriales son las que utilizan para marcar otros miembros de su grupo, ya sean objetos, otros gatos, humanos u otras especies. Estas son las que se han aislado y están disponibles comercialmente. Las utilizan frotando la cara, el cuerpo y la cola. También las territoriales están en las almohadillas plantares al rascar verticalmente con las uñas.

Las feromonas que se utilizan en el alomarcaje (marcaje mutuo entre gatos realizado por frotamiento) se han analizado y sintetizado para poder obtener un producto comercial, concretamente los compuestos responsables del marcaje social y territorial. En esto se basa la feromonoterapia. Estas feromonas, aplicadas a los gatos y en el ambiente tienen un efecto apaciguador y reductor del estrés en la convivencia y el transporte.

 El concepto de bienestar animal y el etograma

Para que un gato esté bien, entendido este concepto como que pueda desarrollar su etograma en unas condiciones mínimas y disfrute de un equilibrio homeostático que le permita adaptarse a los cambios del ambiente (euestrés), necesitaría de unas condiciones ambientales mínimas que le permitieran cumplir con sus comportamientos naturales: jugar, cazar, dormir, comer y hacer sus necesidades  en un sitio tranquilo, disponer de territorios separados según actividades y demás animales existentes, acicalarse, etc.

La noción de bienestar es subjetiva, porque un gato no nos dice si está bien. Por eso es tan importante estudiar su comportamiento normal, la forma en que éste se distribuye en el día (etograma) y sus pautas y posturas de comunicación, para poder identificar el momento en el que el euestrés se convierte en estrés crónico y en el que ya lleva asociada una u otra patología.

 El problema a veces, como ya he comentado, es reconocer la causa o causas que están provocando esa enfermedad psicosomática. Ojalá fuera siempre una sola causa y el problema fuera simple. Desgraciadamente no suele ser así. Pero siempre es fundamental intentar hacer desaparecer los estresores que sean identificables y devolver al gato la homeostasis propia de una condición de bienestar.

Por Rosana Álvarez Bueno.

CategoryEtología felina
  1. 01/02/2014

    Hola muy buenas;
    Para el tema del estrés territorialde uno de los gatos de casa debido a la entrada contínua de gatitos de acogida recomendais algún spray de feromonas?

    Gracias!

    • Hola Gemma,
      Gracias por ponerte en contacto con nosotras. Para el estrés se recomienda usar Feliway. En tu caso sería lo mejor colocar el difusor en tu casa y crearle una zona segura a tu gato. Verás, si tu gato sufre estrés con las acogidas, no es recomendable que lo hagas, por su salud. Si vas a seguir recibiendo acogidas, tendrías que dividir la casa de manera que tu gato siga teniendo todo su ambiente igual y los acogidos estén en una zona aparte.
      De todas formas, lo ideal es que solicitaras la visita de un veterinario especialista en medicina del comportamiento, por el bien de tu gato.
      Un saludo. 🙂

  2. 01/04/2014

    hola buenas tardes
    hace tres meses rescatamos a una gata de unos 12 años en muy malas condiciones, pesaba 1kg, tenia muchos parasitos y tenia una infeccion respiratoria importante.
    ademas tenia muchisimo miedo y ha estado metida en el trasportin durante mucho tiempo del que salia solo para hacer deposiciones.
    hemos conseguido bastantes mejorias de sociabilizacion aunque sigue teniendo muchisimo miedo, no interactua con nosotros salvo que yo me acerque a ella a acariciarla y solo disfruta si esta cobijada bajo la cama o debajo de la mesa.
    hace 6 dias ha dejado de comer y nunga ha tenido problemas de apetito, al contrario, comia mucho y cogio peso rapidamente.
    nos queda por realizarle una eco abdominal para descartar algun problema digestivo.
    si no hubiera patologia fisica podria deberse a stres?

    muchas gracias por tu ayuda
    saludos

    • Hola Yolanda,
      Si, podría tratarse de un problema de estrés, pero es importante que se descarte cualquier patología orgánica.
      Saludos, 🙂

Write a comment:

*

Your email address will not be published.