Qué es un Etólogo Clínico Veterinario

Publicado en La opinión de Málaga 17/07/2015

Qué es un Etólogo Clínico Veterinario

  Rosana Álvarez Veterinaria especialista en Etologia Clinica
 Rosana Álvarez Veterinaria especialista en Etologia Clinica

Empezaré este artículo diciendo que damos por sabido que en todas las profesiones hay (vamos a decir) buenos y no tan buenos profesionales. Obviando esta realidad, voy a explicaros qué es un etólogo clínico veterinario y qué función desempeña en el cuidado de vuestros perros y gatos.

Como seguro que sabréis, y si no lo sabéis os lo digo yo, en la profesión veterinaria existen los veterinarios generalistas (que podemos equiparar a un médico de medicina general) y los veterinarios especialistas.
Estos últimos pueden ejercer cualquier especialidad, como la oftalmología, la cardiología, la traumatología, la dermatología o la etología.

La etología es pues una especialidad veterinaria. Es una ciencia muy seria y multidisciplinar, en la que intervienen a su vez muchas otras.
Por lo tanto- y llegados a este punto vamos muy en serio-, el comportamiento no es algo para ser tratado en salas de espera de clínicas veterinarias, por teléfono, mediante consejos dados por cualquier vía ni por recomendaciones de vecinos, amigos o conocidos del parque canino.
Se necesitan muchos años de estudio (licenciatura en veterinaria y master o postgrado de especialización), más otros tantos de experiencia, además de asistencia continuada a congresos de actualización y especialización, para poder diagnosticar y tratar problemas de comportamiento en animales.

Por todo ello, en este artículo queremos que sepáis que solamente un veterinario especialista puede llevar a cabo el diagnóstico y el tratamiento de un problema de comportamiento.

Nuestro trabajo se basa en realizar una consulta veterinaria para diagnosticar el problema. En ella analizamos al animal (perro o gato), tenemos en cuenta su ambiente y su historial médico y entrevistamos al propietario. Si lo consideramos necesario, enviamos al cliente a su veterinario para realizar pruebas médicas al animal (RX, ecografía, analíticas de sangre y orina, TAC, etc); o también podemos necesitar de la colaboración de otros compañeros especialistas como por ejemplo neurólogos, especialistas en diagnóstico por imagen, dermatólogos o cardiólogos.

Una vez llegados a la emisión de un diagnóstico, y nunca antes, ofreceremos un tratamiento personalizado. Éste puede constar de distintos métodos sinérgicos (farmacológicos, quirúrgicos, feromonas), pero lo que nunca puede faltar es el tratamiento de modificación de conducta, que es el que realmente representa el tratamiento en sí del problema. En ningún caso la medicación, la castración o un transportín van a resolverlo.

¿Una terapia de modificación de conducta es adiestramiento? No, adiestrar es enseñar al animal una serie de comandos verbales asociados con conductas como sentarse, tumbarse o caminar al lado. La modificación de conducta se realiza para conseguir que el animal aprenda un comportamiento que le ayude a superar el problema, y pasa indiscutiblemente por la modificación de la conducta del propietario y por la modificación del ambiente.

Pero eso no es todo, nosotros también adiestramos, claro, o más bien educamos. Pero eso sí, lo hacemos basándonos en la ciencia del aprendizaje animal y en horas y horas de lectura de estudios científicos. Y por supuesto, siempre utilizando métodos en positivo y respetando el bienestar del animal.
Este es nuestro trabajo, el de los especialistas veterinarios en etología clínica.

Rosana Álvarez Bueno.
Especialista en Medicina del comportamiento en Málaga.
Etolia –  Etología veterinaria.
www.etologiaveterinaria.net

Si quieres recibir artículos como este y otras cosas interesantes directamente en tu email…

¡Suscríbete a nuestra newsletter para particulares!

¡Suscríbete a nuestra newsletter para veterinarios!

CategoryPublicaciones
Write a comment:

*

Your email address will not be published.