¿Qué es un perro reactivo y cómo se trata?

Perro reactivo

Tener un perro reactivo con la correa es un mal generalizado hoy en día. Casi todas las semanas nos llama alguien que tiene ese problema en mayor o menor medida. Seguro que mientras lees te estás sintiendo identificado.

Bien, ¿qué es un perro reactivo? Es aquél que cuando le colocamos la correa comienza a comportarse de manera incontrolable en presencia de ciertos estímulos (otros perros, personas, motos, etc).

¿Por qué se comporta así un perro? Bueno, las causas son muy variadas: defecto en la socialización temprana, miedos y fobias, ansiedad, educación inconsistente o basada en castigos, excitación excesiva, deseos de saludar, juego, etc. Pero sea por uno u otro motivo subyacente, lo que quiere básicamente el perro es alejarse del estímulo que considera amenazante o bien acercarse para mantener un contacto social.

¿Un perro reactivo es un perro agresivo? ¡Rotundamente no! Pero desgraciadamente se confunde una cosa con la otra. Creemos que un perro que reacciona así nos quiere morder. Otra cosa es que este perro aprenda que mordiendo la amenaza se aleja, lo que constituye un refuerzo negativo que haría que la conducta se repitiera. O que cuando se acerca la persona lo acaricia, lo que constituiría un refuerzo positivo.

El mayor problema con estos perros es que sus dueños no entienden lo que el perro quiere, y como frecuentemente se malinterpretan sus pretensiones, comenzamos a probar opciones: castigarlo tirando de la correa, tranquilizarlo cuando ocurre, someterlo, asumir que “mi perro es así”.

Ninguna de estas opciones trata realmente el problema de base, porque o bien refuerza el comportamiento, o bien le crea al perro más estrés y ansiedad.

¿Cómo actuamos entonces? Bueno, lo primero por supuesto sería obtener un diagnóstico de un especialista. Aunque aquí expongamos resumida y superficialmente el tema, cada caso requiere un análisis particular y una aplicación asesorada del tratamiento correspondiente.

Como hemos dicho más arriba, al perro le supone una amenaza un estímulo determinado y quiere alejarse de él, o bien acercarse de manera poco controlada. Tenemos que entender esto y no intentar someter al perro al máximo nivel de estimulación pretendiendo que se acostumbre.

Lo primero que tenemos que hacer es dejar de someter al perro durante un tiempo al estímulo en cuestión. Mientras, trabajaremos la obediencia relajada (con refuerzo positivo), someteremos a nuestro perro a una rutina de ejercicio físico y mental, para conseguir un estado general de homeostasis, si es necesario positivizaremos el uso del bozal, y por supuesto, haremos todo esto de manera positiva y consistente.

Una vez conseguido, comenzaremos a introducir en el paseo el estímulo en cuestión, por supuesto a una distancia que nuestro perro tolere. Cuando detectemos el estímulo comenzaremos a distraer al perro, con premios de comida o juego y palabras agradables o practicando señales de obediencia relajada. Cuando el estímulo haya pasado y estemos a una distancia prudencial nuestro perro ya habrá conseguido lo que quería, alejarse del estímulo, y nosotros también, que no ladre ni salte hacia él. Por lo tanto aquí paramos y le damos el premio gordo (comida, caricias, fiesta).

En el caso de que la motivación sea acercarse para saludar o jugar, haremos el mismo trabajo y el refuerzo positivo final será dejarlo que salude.

Este trabajo se llama desensibilización y contracondicionamiento, y es un trabajo de mucho tiempo. Por supuesto, mientras lo hacemos, el perro no debe enfrentarse al estímulo en toda su magnitud, o daremos de nuevo pasos hacia atrás.

Si practicamos este ejercicio todos los días, podremos ir reduciendo cada vez más la distancia al estímulo, muy gradualmente, de manera que podamos llegar a estar muy cerca sin que haya reacción. Así que… ¡a trabajar!


Pero recuerda, esto es solo una aproximación general. Re comenzamos que cada caso debe ser analizado individualmente por un especialista veterinario en comportamiento.


Por Rosana Álvarez.

Si quieres recibir artículos como este y otras cosas interesantes directamente en tu email…

¡Suscríbete a nuestra newsletter para particulares!

¡Suscríbete a nuestra newsletter para veterinarios!

  1. 18/04/2014

    hola, tengo una perrita pastor aleman de año y medio, es muy tranquila al pasear y amigable con los demas perros, siempre se acerca con todas las señales de calma a los demas perros. cuando la saco con correa a pasear no tira ni se enloquece se porta bien, pero en muchas casas hay perros y cuando pasas por enfrente de sus casas ladran y ladran sin cesar mi perra de escuchar tantos ladridos algunas veces se altera y empieza a ladrar y a tirar de la correa para “enfrentarsele” a los perros, al avanzar unos metros se calma, ojala me puedan dar algun consejo, aca doned yo vivo no hay etologos jeje y hay tantos perros que todo el barrio “ladra” cuando saco mi perro de paseo. Desde ya les agradezco cualquier ayuda.

    • Hola Sergio,
      Eso no lo consideraríamos un perro reactivo como tal. Pero puedes tratar ese asunto tal y como dice en el artículo. Distraerla es una buena opción.
      Saludos.

  2. 22/04/2014

    Hola amigos.

    Mi perro se comporta exactamente como lo describis en el artículo, y de hecho mi esposa y yo estamos poniendo en práctica el método descrito y realmente va bien, pero el problema es que a veces tu no puedes controlar la “distancia de seguridad” con los estímulos porque son ellos los que se acercan y el perro se dispara. Mi pregunta es ¿como debemos comportarnos cuando el perro ya ha entrado en el estado de alarma y no para de ladrar y tirar de la correa?

    Muchas gracias

    • Hola Antonio,
      En ese acaso simplemente dejar que pase la reacción y procurar que no vuelva a ocurrir.
      Saludos

  3. 01/09/2014

    Buenas, mi perro conmigo hace lo mismo..cada paseo es una odisea… cuando pasa gente o otros perros intento sacar la pelota y distraerlo el problema como se menciona anteriormente es cuando se acerca un perro sin atar…en 3 días ya se han enganchado dos veces… pero todo esto con mi pareja no pasa… al contrario se le acerca un perro y quiere jugar con el.. que podría hacer para que conmigo cambiara? Gracias.

    • Hola Soraya!
      Gracias por tu comentario!
      Lo cierto es que no se puede dar un consejo sin analizar el problema, comprendelo. Este artículo es sólo un esbozo. Detrás de ello se esconde una causa distinta en cada perro y unas circunstancias que hay que analizar en cada caso particular.
      Saludos! 🙂

  4. 01/09/2014

    Todo empezó cuando a los 6 meses le operaron de los ojos, al llevar la campana empezó este comportamiento, ahora tiene 2 años. Gracias.

  5. 13/04/2015

    Mi padtor aleman tiene cinco meses y es imposible pasear solo tira y tira de la correa es una tortura

  6. 04/08/2016

    Buenas tengo un perrito casi 7 meses tira mucho de la correa y cuando ve a otro perro, persona, bici, pajaros etc…. Se le quiere tirar ensima a parte me coje todo lo que encuentra por el suelo que sea de comida me podrias dar algun consejo cuando lo bajo, voy con un poco de su comida intentando de que camine mas tranquilo y sino ignora lo que esta en el suelo lo premio nose si lo estoy haciendo mal

    • Estimada Maria,
      Nosotros no damos consejo sin haber analizado previamente la situación y las motivaciones, porque esos consejos son solo eso, consejos, pero nada tienen que ver con un análisis profesional del problema. Probablemente no le ayudarán y el problema seguirá presente e irá a peor. Le recomendamos consulte con u profesional de la conducta para implantar un tratamiento adecuado a sus problemas.
      Un saludo,

  7. 21/03/2017

    Hola, he leído el post y me he identificado totalmente con las cosas explicadas.
    Mi perra, ladra a otros perros cuando va con la correa, porque quiere saludar, el problema es que la gente que pases a sus perros tienen miedo a que mi perra les pueda morder y que en ese estado puede provocar pelea, por lo que no la acerco. En los casos que la hemos soltado para jugar, todos los ladridos desaparecen y es sociable.También ladra en situaciones de susto, por ejemplo al salir del ascensor y encontrarse con alguien de frente, alguien que va corriendo y pasa a nuestro lado… Yo intento desviar su atención cambiándola de posición de tal forma que se aleje del estímulo o llamándola, pero esto nunca da resultado.
    He probado con todo lo que has comentado, tengo que decir que es mezcla de border collie y necesita mucho entrenamiento que hace todos los dias.

    • Hola Sandra,
      Gracias por compartir tu caso. Ten en cuenta que cada caso requiere de un asesoramiento individualizado. Lo que exponemos es solo una teoría general, pero claro, es normal que tú sola no puedas aplicarlo. Además, hay que conocer a la perfección las técnicas y la motivación.
      Si quieres solicitarnos asesoramiento estamos a tu disposición.
      Un saludo,

  8. 27/03/2017

    Buenas tardes, acabo de leer este artículo e identifico totalmente a mi perra con este comportamiento, cuando la rescatamos (la tiraron recién nacida a un contenedor de basura) vivíamos en el campo y no teníamos acceso a otros perros para que se socializase, el resultado es miedo a otros perros, cuando tenía dos años nos mudamos a la ciudad y afortunadamente encontramos un grupo de perros que la aceptaron a pesar de que ladraba todo el tiempo, después de casi 3 años no ladra mucho en el parque de perros, pero a la salida de casa y a veces hasta que llegamos al parque es un show, es una perra de tamaño grande y cuando ladra (por miedo) a otros perros parece que se los va a comer, no puedo evitar este estímulo puesto que nuestro portal da directamente a una calle peatonal y siempre hay perros por aquí. Cuando volvemos del parque no lo hace porque normalmente vuelve más tranquila. Supongo que tendremos que buscar ayuda profesional porque yo se que le causa mucho estrés. Gracias por el artículo, por lo menos ya se que lo que le pasa a mi perra tiene un nombre 🙂

    • Hola Carmen,
      Pues sí, coincido contigo en que es mejor buscar asesoramiento. Pide consulta a un etólogo veterinario en tu zona. Ya verás como lo agradecéis.
      Un saludo y gracias por tus palabras.

One Trackback

  1. […] os hemos hablado antes de los perros reactivos, de qué son y cómo se trata ese […]

Write a comment:

*

Your email address will not be published.