Lupa viejecita

Como decíamos hace mucho tiempo ya en el artículo sobre los perros viejecitos, los animales que ya han llegado a una edad avanzada pueden mostrar comportamientos que nos pueden parecer extraños, debido a que son conductas que hace mucho tiempo que habían aprendido, como hacer sus cosas en un sitio adecuado o no hacer destrozos. Estos comportamientos pueden ser debidos a la degeneración que experimenta el cerebro a ciertas edades. Este problema se denomina síndrome de disfunción cognitiva (SDC).

El handicap principal de este problema de conducta es la falta de detección temprana. En la mayoría de los casos, una vez que se detectan los síntomas el problema ya está muy avanzado. Y esto empeora las posibilidades de tratamiento.

Este síndrome afecta a perros y a gatos, aunque en estos últimos está menos estudiado.

Un dato muy importante es que el SDC se utiliza como modelo para el estudio del Alzheimer en humanos.

Los causantes de este trastorno neurodegenerativo son varios:

  • La acumulación de sustancia ß-amiloide en el cerebro. A más cantidad, mayor gravedad de los síntomas.
  • Aumento de radicales libres que producen daño oxidativo, con la consiguiente muerte de neuronas.
  • Disminución del riego sanguíneo a determinados niveles.
  • Cambios en la expresión de algunos genes.

El diagnóstico del SDC se lleva a cabo por exclusión o descarte, por lo que el veterinario deberá tener en cuenta otras patologías antes de afirmar que el perro o gato padece realmente este problema.

Como hemos dicho al principio, el diagnóstico está muy limitado por la falta de detección temprana de los síntomas. De aquí que sea tan importante realizar chequeos geriátricos tempranos en vuestras mascotas. En ellos se llevan a cabo distintas pruebas que nos ayudarán a los profesionales a detectar cualquier síntoma de enfermedad para poder tratar a tiempo.

Hay muchas patologías asociadas al envejecimiento, y éstas pueden aparecer concomitantemente o no al SDC, incluso pueden agravarlo.

No todos los perros o gatos muestran deterioro cognitivo con la edad, de hecho este proceso es muy complejo en los animales y en las personas. Y en cuanto a los individuos en los que sí aparecen síntomas, éstos pueden ser leves o graves, dependiendo de la afectación cerebral.

Los signos o síntomas a través de los cuales podemos diagnosticar un SDC se agrupan en 4 clases principales. Os los detallo a continuación:

  • Alteraciones del ciclo sueño/vigilia. Animales que no descansan bien, se despiertan frecuentemente de noche, deambulan por la casa como sin rumbo, vocalizan de noche.
  • Cambios en las interacciones sociales con los propietarios u otros animales. Menos interacción, miedo, no los reconocen, no los saludan, o por el contrario más demandas de atención y también agresividad.
  • Pérdida de esos hábitos higiénicos y de comportamiento que el animal ya tenía adquiridos desde hace tiempo. Por ejemplo se pueden encontrar micciones y defecaciones en casa, destrozos, desobediencia, robar comida, falta de actividad.
  • Desorientación. Mirada perdida, desconocimiento de lugares ya conocidos, deambular, colocación en sitios incorrectos de las puertas.

Estos signos no tiene por qué parecer todos juntos y mediante tests neuropsicológicos pueden detectarse a edades bastante tempranas. Y actualmente existe un test de identificación que puede realizar tu veterinario en consulta y que valora los síntomas con puntuaciones.

Como ya hemos mencionado, cuanto más precozmente pueda instaurarse el tratamiento, mejor pronóstico tendrá la enfermedad, ya que seremos capaces de frenar el avance de los síntomas. Éste se basa en intervenciones a distintos niveles:

  • Modificaciones en la conducta y en el entorno. Con estas modificaciones lo que se pretende es que el animal lo tenga más fácil a la hora de desenvolverse en el entorno en el que vive debido a sus limitaciones. Además, debe ejercitar la memoria con ejercicios sencillos en positivo. Por supuesto, el castigo está totalmente contraindicado. El ambiente ha de convertirse en predecible, seguro, familiar y cómodo: crear rutinas y facilitarlas, facilitar los accesos y señalizarlos, encender luces, colocar camas más confortables, incrementar los sitios donde el animal come y bebe, evitar los cambios, aumentar la interacción, promover el ejercicio físico y mental en la medida de lo posible para el animal.
  • Tratamiento farmacológico y feromonoterapia. Hay distintos fármacos disponibles que tu veterinario podrá prescribir. Estos productos frenan el progreso de la enfermedad, restableciendo el riego cerebral y el equilibrio neuroquímico. Las feromonas (Adaptil) disminuyen el estrés asociado a la patología y proporcionan un entorno más seguro.
  • Manejo nutricional. Sobre todo en casos detectados tempranamente se puede intervenir a nivel nutricional mediante alimentos y nutracéuticos que aportan antioxidantes y protectores de las membranas celulares.

Espero que este artículo os haya resultado interesante y con él podáis ayudar a “esos pobres viejecitos” que se encuentran desamparados y en algunos casos desahuciados.

Como siempre, te invitamos a comentar y compartir. 🙂

Por Rosana Álvarez.

Si quieres recibir artículos como este y otras cosas interesantes directamente en tu email…

¡Suscríbete a nuestra newsletter para particulares!

¡Suscríbete a nuestra newsletter para veterinarios!

  1. 24/07/2015

    Si, lo padece a mi perrita de 13 años. Esta tomando Karsivan, estoy esperando para ver si hay una mejoria.

    • Hola Lea,
      Bueno, si le sirve el Karsivan es que es muy leve. Esperamos que le ayude.
      Saludos,

  2. 26/06/2017

    Al problema se añade que no vean bien y no oigan en absoluto.

    .

    • Claro, problemas debidos a la edad hay múltiples, incluyendo esos que comentas. 🙂

  3. 14/03/2018

    Mi perro tiene 16 años de un tiempo para acá se a vuelto agresivo con la familia, nos gruñe hasta nos llega a morder si nos descuidamos, no se deja ya poner en condiciones ni su correa de paseo, a todo esto tengo que añadir que ve muy poco y el oído también escucha muy poco. Nose que hacer.. estamos en casa un poco desesperados

    • Hola María,
      Si su perro nunca ha sido agresivo y ahora está reaccionando así, lo más probable es algún problema orgánico. Si antes lo era y se ha agravado, puede ser un problema orgánico o podría ser un SDC o simplemente los déficits sensoriales.
      Lo primero que tendría que hacer es llevarlo a su veterinario y descartar cualquier patología orgánica que pueda estar padeciendo y tratarla. Y si continúa veterinario especialista en etología.
      Un saludo

  4. 04/04/2018

    Hola!! Tengo un Yorkshire de 12 años. Hace unos días a empezado a deambular por la casa a altas horas de la madrugada y el nunca ha hecho eso. Estoy bastante preocupada. Hace falta que lo lleve al veterinario? Gracias.

    • Hola Mireia,
      Sí claro, efectivamente debe llevarlo a su veterinario para que pueda hacer un diagnóstico de lo que le ocurre.
      Un saludo,

  5. 29/04/2018

    Mi mascota tiene 15 años aproximadamente es cruza de Chihuahueño, nunca pensé que tuviera algún problema serio porque siempre estuvo saludable toda su vida. De un año y medio para acá a tenido algunas situaciones con su comportamiento que yo creí normales por su edad pero de 6 meses para acá se han intensificado, ocasionalmente por la noche deambula y a veces se rasca mucho y llora. La intento calmar pero se asusta y no puedo tocarla ni mimarla. Hace unos días encontré lo que llaman demencia senil en perros, tiene los síntomas: duerme mucho, deambula, a veces como que se olvida que ya comió y exige de comer, se ha vuelto más llorona, orina y defeca en cualquier lado. Hoy tuvo una crisis más fuerte y me entristeció mucho verla así tan desesperada, el lunes la llevo al veterinario pero tengo miedo de que me diga que ya mucho que hacer porque siento que ya esta muy avanzado el deterioro.

One Trackback

  1. […] La SDC inclou, en la majoria dels casos, un conjunt de símptomes relacionats amb canvis en el teixit nerviós. Aquests canvis es deriven de l’envelliment normal, encara que presenten certes similituds amb les lesions de persones afectades per Alzheimer (veure “Problemas de comportamiento en animales viejecitos. El síndrome de disfunción cognitiva”). […]

Write a comment:

*

Your email address will not be published.