Perros potencialmente peligrosos a debate

Comenzamos con una pregunta: ¿qué es un perro potencialmente peligroso? Es un perro que es capaz de causar un daño a las personas o a otros animales en un momento determinado. Es lo que yo entiendo, ¿qué pensáis? Definido el término (en adelante perro PP), pasamos a discernir ahora qué perros pueden adecuarse a la definición. Un American stafford puede serlo ¿no? ¿Y un Yorkshire terrier? ¿Y un Pastor alemán? ¿Por qué no un Labrador? Si me baso en mi práctica clínica, he conocido más pastores alemanes y Yorkies PP que American stafford o Pit bull. Y si me baso en las estadísticas, tampoco estas razas se encuentran a la cabeza en los rankings de mordeduras. Entonces, ¿por qué están demonizadas? ¿Quién hizo esta Ley tan sabia y lógica? Es evidente que hay intereses creados de por medio, y que en esto de la Etología, como siempre meten el pico, por no decir el hocico, hasta los más pintados. En vez de dedicarse a elaborar una ley en condiciones, asesorados adecuadamente por científicos, que en España tenemos muchos y muy buenos, se dedicaron a acallar rumores de manera rápida, o como se suele decir: “pronto y ligero”. Lo que se debería hacer cuesta por supuesto mucho más trabajo, más dinero, más tiempo … claro, como todo lo bueno. Y eso es lo que no abunda en este país, lo bueno en cuestiones de bienestar y legislación animal. Todos sabemos que el perro y el gato son animales domésticos, que nos ayudan en nuestro día a día estableciendo prácticamente una simbiosis con el hombre. ¿Pero para qué vamos a hacer algo bueno por ellos? Sigue primando el egoísmo en la especie humana, y en la clase política… más si cabe. Lo que se tendría que hacer: -Controlar la cría de perros (la que nos ocupa) en todos los aspectos. Incluyendo a los clubes de raza y asociaciones caninas, que también hacen lo que les da la gana en este sentido. -Establecer licencias para la cría cumpliendo una serie de requisitos, como tener conocimientos de genética. -Establecer la esterilización para los animales que no vayan a dedicarse a cría controlada (con licencia) -Cuestionarios de idoneidad a las personas que piensan adquirir un perro (no todo el mundo es apto) o un gato. -Cursos de educación para la convivencia a superar para las personas que quieran adquirir un perro, ya sea comprado o adoptado. Impartidos por veterinarios especialistas en unión con educadores en positivo cualificados antes de obtener el perro. Licencias renovables cada 2 años. -Educación en los colegios e institutos en cuanto al manejo y bienestar de los animales domésticos. -Más formación en etología desde las facultades de veterinaria, para que la especialidad sea considerada de mejor manera y más aceptada. -Cursos de cachorros o adultos obligatorios para los propietarios y sus perros. -Seguimiento de la educación y bienestar del perro un tiempo después de adquirido. -Formación cualificada en bienestar animal y etología a los responsables de los centros de adopción, refugios y perreras. A todo esto es a lo que se deberían dedicar estos señores que gobiernan el país. Porque todas las razas pueden ser potencialmente peligrosas, todo depende de la genética y del ambiente, y no de sus mandíbulas. Por Rosana Álvarez Bueno.

  1. 07/03/2013

    Muy buen comentario; aunque pudiera pensarse que el sentido común nos permitiría entender esto, la irracionalidad que generan los prejuicios hace necesarias estas precisiones, sobre todo de expertos como tú, para evitar abandono, maltrato y discriminación por ignorancia.

    ¡Gracias!

  2. 02/04/2013

    Totalmente de acuerdo, los peligrosos no son los perros, somos los humanos!!!Solo hay que entender sus necesidades y dedicarle tiempo, igual que te lo dedica él a ti!!

    • Efectivamente hay que entenderlos para poder comunicarnos con ellos, que eso es lo que falta hoy en día, información y buena comunicación. 🙂

  3. 29/03/2017

    Hola, muchas gracias x la info, la semana q viene tengo un debate sobre esto con una albina y no se por donde empezar!

Write a comment:

*

Your email address will not be published.