Mi perro monta a otros perros o a personas, ¿qué significa?

Mi perro monta a otros ¿qué significa?

Muchas veces los propietarios de los perros asumen que la monta es un comportamiento puramente sexual, y es por ello, que se sienten frustrados cuando después de esterilizar a su perro, continúa haciéndolo. Otra interpretación muy habitual es que la monta es un gesto de dominancia, y aunque es cierto que en algunos casos particulares, la monta puede ser el intento de estructurar una organización social, en la mayoría de las ocasiones, hay otras explicaciones posibles.

Lo que está claro es que sin saber las circunstancias exactas en las que ocurre el comportamiento, así como el entorno del perro y su tipo de vida, es imposible determinar la causa exacta de la monta.

Posibles causas:

-Ansiedad/Excitación.
La ansiedad y la excitación son probablemente, una de las principales causas que lleva a los perros a montar, especialmente si lo hacen sobre objetos o personas. La monta en este caso, es una forma de conducta de desplazamiento que realiza el perro en respuesta a un conflicto emocional interno. Es decir, cuando el perro se encuentra ante alguna situación que le provoca ansiedad, excitación, o que no sabe cómo afrontar, puede realizar la monta como una “válvula de escape” para intentar gestionar todo ese estrés. Por ejemplo, un perro podría montar a una persona que viene de visita a casa porque se siente inseguro o porque por algún motivo, no sabe cómo interactuar con él. También pueden realizar la monta como una forma de llamar la atención del visitante o de algún miembro de la familia. Además, la monta también puede ser una respuesta de ansiedad frente a castigos y correcciones.

-Juego.
A veces, la monta es simplemente una manera de juego más, posiblemente asociada a un alto grado de excitación, como hemos visto anteriormente.

-Sexual.
Algunas montas pueden ser de naturaleza puramente sexual, tanto en machos como en hembras, enteros o castrados. Es decir, un perro o una perra pueden mostrar igualmente este comportamiento, aunque estén esterilizados. Normalmente el contexto es bastante claro cuando la monta es de tipo sexual, quizás una perra en celo o que lo ha terminado hace poco o situaciones similares.

-Dominancia.
En los últimos años, los veterinarios hemos visto un incremento de la atribución de cualquier tipo de comportamiento a la llamada “dominancia”, quizás motivado por los programas de televisión de educación canina que se emiten, o por las conversaciones de “parque”. Sea como sea, la mayoría de los propietarios, atribuyen la monta de su perro hacia otro, a un tema de dominancia, porque según dicen “así determinan quién manda.

Aquí hay que aclarar algunas cosas: sí que es verdad que a veces, algunos perros utilizan la monta hacia otro perro para establecer una posición dentro de una organización social, sobre todo en familias en las que viven más de un perro, o quizás también podría ocurrir en grupos estables de “amigos” perrunos que se ven a diario. Es decir, no tiene sentido explicar que una monta de un perro hacia otro que acaba de conocer es por dominancia, ya que ahí no existe ningún grupo ni organización social que necesitase ser establecida. Tampoco un perro montará a una persona por dominancia, existe seguro una explicación alternativa.

Por mucho que nos intenten vender, los humanos no somos líderes de ninguna manada ni los perros nos ven como tal, ni mucho menos nos ven como otro perro. Para ellos somos un referente, si queréis ponerle un nombre, pero nada más, y por tanto no tiene sentido que pensemos que realizan ciertos comportamientos para “dominarnos” y conseguir el puesto de “líder”.

Comparte si te ha gustado.
Triavet Clínica Veterinaria.

Si quieres recibir artículos como este y otras cosas interesantes directamente en tu email…

¡Suscríbete a nuestra newsletter para particulares!

¡Suscríbete a nuestra newsletter para veterinarios!

CategoryEtología canina
  1. 25/01/2016

    Entonces, en el caso de dos perros que se acaban de conocer, suele estar provocada por la excitación en el juego, no? En ese caso, es etologicamente correcto que el perro montado avise al otro a través de gruñido, “mordida al aire” o marcaje de que pare dicho “juego”?Gracias 🙂

    • Pues podría ser si, pero depende mucho del contexto y del historial de cada perro

  2. 26/01/2016

    El gruñino, el mostrar dientes o la mordida al aire son signos de extremo inconformismo y de desagrado hacia el otro perro. En esos casos se deben separar de inmediato porque al repetirse la escena se puede escalar en agresión.

  3. 29/01/2016

    Muchas gracias por vuestras respuestas. 🙂

Write a comment:

*

Your email address will not be published.