¿Mi perro es dominante?

mi perro es dominante

La expresión “mi perro es dominante” es muy frecuente hoy en día entre propietarios de perros para referirse a una cualidad o característica del suyo. Esta expresión es tan frecuente como equivocada, dado que el ser dominante no es una característica de la personalidad, no es una cualidad de un individuo como lo pueden ser el temple o la sensibilidad. Esta es la primera equivocación que cometemos sobre el término dominante.

La segunda es que el término “dominante” no se puede aplicar a un solo individuo, sino a la relación entre dos individuos que se encuentran o enfrentan. La dominancia y la sumisión son términos probabilísticos sobre lo que va a ocurrir en un encuentro entre dos perros. Pero el que un perro se comporte como dominante en una interacción, no convierte a ese perro en dominante. Solamente cuando veamos que en la mayoría de interacciones se comporta de la misma manera podremos decir que “este perro tiene tendencia a comportarse como dominante”, pero nunca “mi perro es dominante”.

Para averiguar las relaciones de dominancia y sumisión en un grupo de perros que viven juntos, tendríamos que observar durante un tiempo todos los encuentros que se producen entre ellos (todos con todos). Por ejemplo: A se comporta como dominante con B cuando hay un juguete, pero eso no quiere decir que lo hará también cuando haya un hueso, o que lo haga igual sobre C. Todas las interacciones hay que medirlas, y una vez obtenidos los resultados, podremos establecer las probabilidades que existen de que entre nuestros perros que conviven se comporten de una u otra determinada manera. De esta forma obtendremos la jerarquía del grupo.

Como comprobarán, es harto complicado, y más cuanto mayor es el número de perros.

Para establecer estas relaciones y que no existan luchas encarnizadas y absurdas, los perros tienen un lenguaje gestual ritualizado (heredado de su antepasado) que les permite entenderse en dichas interacciones e inhibir la agresión. Este lenguaje incluye las posturas y las vocalizaciones agonísticas. También les sirve para comunicarse con las personas. Así que tendremos que hacer lo posible para entenderlo, de otra manera nos llevará a situaciones de equívoco en las que probablemente inhibiremos este lenguaje en el perro, lo que les llevará a ellos adoptar posturas ambivalentes y a sus dueños a la consabida frase “me ha mordido sin motivo”.

Lobo defendiendo la comida

Lobo defendiendo la comida

Esto es un llamamiento a que intentemos todos entender el lenguaje de los perros, por su bienestar y por el nuestro. Acabemos con frases como “mi perro es dominante” o “me ha mordido sin motivo”, y con acciones como “someter al perro”, “poner al perro boca arriba”, “dar un toque”, “dar una patadita”, etc. Seamos un poquito más inteligentes, vayamos un poquito más allá, leamos más libros en vez de ver tanta tele, hagamos algo bien por nuestros perros.

Por Rosana Álvarez.

Si quieres recibir artículos como este y otras cosas interesantes directamente en tu email…

¡Suscríbete a nuestra newsletter para particulares!

¡Suscríbete a nuestra newsletter para veterinarios!

  1. sencillamente sublime, en toda la linea de flotación de los gurus televisivos

  2. 24/05/2013

    Menos cesar Millán i mas leer y formarse ,al final los perjudicados son los de siempre los perros que terminan abandonados

  3. 10/04/2014

    Ojo con los libros que leemos…los encantadores también escriben lamentablemente!! Asi que seleccionar los libros y a leer!!! Gracias por el artículo.

  4. 10/04/2014

    Muy bien visto Rosana, y bien explicado. Desde luego estos shows televisivos hacen más mal que bien, pero bueno…no están para educar…son sólo eso “shows”.

  5. 10/04/2014

    Genial, muy bien explicado. Incluso los que ya somos veterinarios necesitamos muchísimas veces refrescar la memoria con estos conceptos (sobre todo los que no nos dedicamos a clínica). Muchas gracias y un saludo Rosana.

  6. 11/04/2014

    Muchas gracias. Qué libros nos recomiendas?

  7. 16/12/2015

    Me ha gustado mucho este post. Me recomiendas algún libro sobre adiestramiento o como evitar y corregir comportamientos inadecuados

    • Gracias Kevin, libros hay muchos pero nada que sustituya a un asesoramiento adecuado con un especialista:)

  8. 19/02/2017

    Una manera de criticar, sin ofrecer soluciones. de nada sirvió.

    • Desde luego no podemos escribir a gusto de todos. Sentimos que no haya sido de su agrado.
      Un saludo.

  9. 28/02/2017

    Aún no leo solución sin mucho tecnicismo.

  10. que interesante, actualmente no se consigue mucho sobre nuestros amigos, es importante la educacion veterinaria y la formacion para los estudiantes ademas de los dueños de las mascotas, gradioso post muchas gracis por compartirlo

  11. 28/06/2017

    Buenas tardes:
    Tengo un perro de 11 meses y en los últimos 2 meses le han atacado 3 veces. Es muy juguetón y nunca ha ladrado a un perro. Es un poco miedosillo, pero según huele al otro perro empieza el juego! No sé la razón x la que le atacan.Puede ser que se presenta con actitud dominante aunque luego solo quiera jugar?a veces se presenta como un miedoso, puede ser por este otro motivo? Necesito ayuda, xq no entiendo. La verdad que cada vez marca más en la calle,pero esq es un buenachon(puede ser que sea tan natural y que del presente con demasiada confianza?).Os agradecería que me deis vuestra opinión.Un saludo

    • Ojalá pudiéramos darte una opinión Enero, pero entiende que para poder asesorarte necesitaríamos ver a tu perro en distintas interacciones y valorar algunos aspectos más de su conducta. Sería muy aventurado y poco profesional darte indicaciones sin tener esa información. Tendrías que ponerte en contacto con un etólogo veterinario de tu zona para un asesoramiento in situ.
      Un saludo.

  12. 06/07/2017

    Excelentes los artículos, muchas gracias.
    Estoy iniciando en este emocionante mundo, que libros me puedes recomendar, de esos que tu digas: jummm lo tienes que leer!!

    Saludos

One Trackback

  1. […] a leer además este artículo sobre la dominancia y este otro sobre la protección de la […]

Write a comment:

*

Your email address will not be published.