Los perros también pasan por el diván

Publicado en Málaga Hoy 14/09/2009

PSICOLOGÍA PARA MASCOTAS LA ETOLOGÍA ESTÁ CADA VEZ MÁS DE MODA

Los perros también pasan por el diván

Los propietarios de animales de compañía cada vez están más concienciados para recurrir a los servicios especializados de un veterinario para atender los problemas de comportamiento y conductas extrañas

RAQUEL GARRIDO / MÁLAGA | ACTUALIZADO 14.09.2009 – 01:00

zoom
Rosana Álvarez durante la terapia de un perro.
Programas televisivos con gran éxito de audiencia están poniendo de moda las terapias que ayudan a las mascotas y a sus dueños a aprender cómo comportarse para que la convivencia no resulte un infierno. Algunos veterinarios se han dado cuenta de este tirón y han decidido aparcar la asistencia terapéutica de perros y gatos y centrarse en reconducir sus conductas.

Sin la ayuda del diván, Rosana Álvarez lleva años tratando de corregir los problemas de comportamiento de las mascotas más rebeldes sin necesidad de hablar. Esta ciencia que parece tan milagrosa se llama etología veterinaria y se basa en corregir aquellos comportamientos agresivos o extraños de los animales de compañía.

Pero no siempre la culpa es de ellos. La mayoría de las veces, cuenta esta veterinaria malagueña, son los propietarios los responsables de lo que hacen sus animales. “La vida que lleva el dueño es la que influye directamente en cómo luego actúan porque todo se transmite”, aseguró.

Lo normal, sin embargo, es que los propietarios de perros y gatos no sean conscientes de esta circunstancia y optan por medidas poco ortodoxas para tratar de ponerle solución a ese tipo de consultas.

Rosana señala por ejemplo que ha habido casos en los que los dueños de un perro han llegado a sacarle todos los dientes como solución para que fuera menos agresivo o lo han encerrado en una jaula mientras estaban trabajando para que no destrozara la casa.

Los hay incluso que en lugar de enseñarles a hacer sus necesidades en la calle “prefieren ponerle un pañal durante todo el día para evitarse molestias”, señaló.

Estos son los casos más frecuentes que llegan a diario a la consulta de esta veterinaria en el caso de los perros. Lo primero que hay que hacer para averiguar el origen del problema es hacerle una entrevista al propietario. En este primer contacto, Rosana explicó que se extraen detalles de las costumbres de su forma de vida que pueden dar respuesta a determinados comportamientos.

Pero, sobre todo, la clave del problema que origina esa conducta la dará el test de observación que un especialista en etología suele hacer al animal nada más conocerlo. “Ver cómo se comporta mientras juega o come puede dar muchas pistas”, según esta veterinaria que además es secretaria de la Asociación para el Estudio del Perro y su Entorno.

En el caso de los gatos no es tan sencillo de averiguar porque suelen tener un comportamiento más solitario y difícil de predecir, por lo que realiza grabaciones en vídeo que luego analiza en detalle.

Incluso los problemas de conducta que afectan a perros y gatos son distintos. Estos últimos suelen ser tratados la mayoría de las veces por la agresividad que muestran con otros gatos de su mismo entorno.

En cualquier caso, Álvarez indicó que en cada animal el tratamiento que se aplica para corregir estos comportamientos es distinto y pasa desde modificar la conducta del propietario hasta adiestrar en obediencia a la mascota.

Sólo en casos puntuales, los especialistas en etología suelen recurrir a la farmacología y a la castración. Y es que, según esta veterinaria, hay veces en los que los comportamientos agresivos o extraños de los animales se deben a razones fisiológicas y no psicológicas. El problema, contó es que muy pocos quieren o pueden gastarse dinero para averiguarlo.

CategoryPublicaciones
Write a comment:

*

Your email address will not be published.