La coprofagia, o ¿por qué mi perro se come las cacas?

La coprofagia, o ingestión de heces, es un problema desagradable, pero más para el propietario que para el perro.

Se incluye dentro de un trastorno denominado picaque se define como la ingestión de sustancias que no son propias de la alimentación de la especie. Dentro de los trastornos de pica, el más frecuente es la coprofagia.

La principal pregunta que nos planteamos es esta: “¿es normal?”. Bueno, la ingestión de heces sólo es normal en el caso de una madre que está criando a sus cachorros. La madre ingiere las heces de los cachorros para mantener el entorno limpio de suciedad y de olores que puedan atraer a depredadores.

Fuera de este periodo de cría la coprofagia deja de ser habitual y normal.

Los perros pueden ingerir heces propias, de otros perros o de otras especies (incluida la humana).

La causa de que un perro comience a ingerir heces no está demasiado clara, pero lo que sí es claro es que puede tener un origen orgánico o conductual. Por lo que, como siempre, habrá que descartar primero una posible causa médica:

-Déficits de nutrientes (vitaminas y minerales).

-Dietas hipocalóricas.

-Hiperadrenocorticismo.

-Insuficiencia pancreática exocrina.

-Problemas de malabsorción digestiva.

-Parasitosis.

-Diabetes mellitus.

-Fármacos que aumenten la ingestión de alimentos (glucocorticoides).

Dentro de las causas conductuales podemos encontrar las siguientes:

-Comportamiento exploratorio.

-Evitación del castigo.

-Aprendizaje de la madre.

-Entornos sucios (tiendas de animales).

-Demanda de atención.

-Estrés y ansiedad.

-Falta de estimulación ambiental.

-Heces muy palatables (gatos, herbívoros, animales sobrealimentados).

-Conducta reforzada por el propietario.

¿Cómo lo tratamos? Evidentemente hay que hacer primero los chequeos y analíticas necesarios con el veterinario, y si existe alguna patología tratarla en consecuencia.

En cuanto al tratamiento conductual, dependerá del diagnóstico al que hayamos llegado. Por regla general es imprescindible eliminar por completo cualquier refuerzo que se esté haciendo de la conducta (incluyendo los castigos). El problema es que la conducta es autorreforzante, por lo que muchas veces es difícil de eliminar. Por tanto nos basaremos, dependiendo del caso, en las siguientes medidas generales:

-Eliminación del castigo.

-Eliminar el refuerzo de la conducta (demanda de atención).

-Mantener siempre limpio el entorno.

-Distribuir la dieta en 3 raciones al día.

-Aumentar la fibra en la dieta.

-Control del paseo para que no ingiera sustancias del suelo.

-Obediencia en la ingestión de comida.

-Refuerzo positivo si ignora las heces.

-Contracondicionamiento cuando defeque.

-Enriquecimiento ambiental (físico, social y mental)

-Añadir sustancias que empeoren el sabor de las heces (piña, calabacín, suplementos enzimáticos, fibra o aceite vegetal)

En general existe muy poca investigación sobre el tema, pero es evidente que se debe acudir a un veterinario especialista en medicina del comportamiento para que se pueda llegar a un diagnóstico correcto.

Por Rosana Álvarez Bueno.

Si quieres recibir artículos como este y otras cosas interesantes directamente en tu email…

¡Suscríbete a nuestra newsletter para particulares!

¡Suscríbete a nuestra newsletter para veterinarios!

  1. 11/04/2014

    Hola Rosana

    Tengo ese problema y me pregunto si el calabazin es en crudo o cocinad.
    Por otro lado te puedo informar que la piña es efectiva pero un poco caro cuando se tienen varios perros.

    Saludos Maria Jesús

    • Hola Mª Jesús,
      EL calabacín es cocinado. De todas formas deberías informarte si tienes ese problema de la posible causa, OK?
      Saludos, 🙂

  2. 17/04/2017

    Hola, Rosana. Vivo en Ecuador y me encontré con tu blog tratando de responder a la pregunta de por qué mi gatita, más que comer sus propias heces, se come la arena justo antes de hacer sus necesidades. Esta gatita, muy linda por cierto, apareció en mi jardín y nos encariñamos con ella. Le empezamos a buscar un hogar, pero luego nos dimos cuenta de que estaba preñada, por lo que la acogimos para que pueda dar a luz y cuidar a sus gatitos en un entorno más seguro. Ella está casi a punto de parir, ¿Será que tiene que ver con eso su comportamiento? Se acerca a la arena, se la come, luego hace caca y no la tapa, sino que la deja ahí… Cosa que tampoco me resultó “normal” en una gata. Cualquier información útil será enormemente apreciada y agradecida. Saludos!

    Paulina

    • Hola Paulina,
      ¿La gatita tiene una alimentación adecuada a su estado?
      Puedes consultar también este artículo por si hay algo que puedas mejorar:
      Saludos,

  3. 18/04/2017

    Hola, Rosana! Entiendo que sí. La llevamos al veterinario y nos dijo que le diéramos alimentación normal. Perdona, ¿qué artículo puedo revisar al respecto? No sé si copiaste un link y no me aparece. No sabes cuánto agradezco tu respuesta. Tu sitio y tu actividad son maravillosos. Ojalá tuviéramos especialistas así por acá.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.