Agresividad en el gato

Os hablamos hoy de este problema que se produce en gatos más frecuentemente de lo que pensamos, y que está infradiagnosticado. Es un problema importante porque en la mayoría de los casos acaba con el animal en un refugio, eutanasiado o, en el mejor de los casos, reubicado de casa en casa.

Este tipo de agresividad se produce cuando en un contexto determinado se produce un estímulo que provoca en el gato miedo, sorpresa, malestar o dolor. Pero ese estímulo no es accesible en ese momento, y el gato elige otro blanco que sí se encuentra presente, y que puede ser una persona, objeto u otro animal. El problema está en que, desde el momento en que el gato agrede a ese otro objetivo, se desarrolla una aversión/ miedo hacia él, por lo que en cualquier momento en que esté presente se puede producir otra agresión.

En los casos en que el blanco de la agresión es el propietario u otro animal de la familia, esto crea mucha tensión con la consiguiente dificultad para el tratamiento. Aunque parezca mentira, este es el tipo más frecuente de agresividad felina dirigida hacia personas, además es peligrosa, impredecible y bastante violenta.

Los estímulos que más frecuentemente motivan este tipo de agresividad son:

-La presencia de personas desconocidas.

-Existencia de otros gatos en el hogar o en los alrededores.

-Ruidos fuertes.

-Traslados y mudanzas.

-Problemas médicos: sobre todo que causen dolor.

El pronóstico de este problema es reservado, y debe ser SIEMPRE evaluado por un especialista veterinario. El tratamiento es variable dependiendo de la causa que lo motiva.

Por supuesto se recomienda un chequeo con su veterinario para descartar posibles problemas médicos. La mejor forma de prevenir este problema es la socialización adecuada de los gatitos y el enriquecimiento ambiental en el hogar donde vive el animal.

Aquí os dejamos un vídeo donde se puede ver a un gato atacando a su dueña tras romperse un vaso: http://www.youtube.com/watch?v=n18IjyMbt9g

Por Rosana Álvarez Bueno.

Si quieres recibir artículos como este y otras cosas interesantes directamente en tu email…

¡Suscríbete a nuestra newsletter para particulares!

¡Suscríbete a nuestra newsletter para veterinarios!

[/column]
Write a comment:

*

Your email address will not be published.