La adaptación de un galgo adoptado a su nueva casa

Iwa posando para las fotos

Todos queremos que las cosas ocurran rápido. Nos mata la impaciencia y queremos disfrutar de las cosas lo antes posible. Pero cuando hablamos de seres vivos, o le echamos paciencia y conocimiento, o todo acabará mal.

Ya os hemos comentado que hemos comenzado a colaborar con un refugio de galgos que se llama Galgos en familia. La semana pasada Irene adoptó a Iwa (antes Lennon). Lennon era un perro que se había recogido de la calle. En el refugio era alegre y vivaracho. Sin embargo Irene comentaba que en su casa Lennon era miedoso, y lo más importante, no comía ni bebía apenas nada.

Irene nos consultó para ir a su domicilio a ver si la podíamos ayudar con la adaptación. Es muy normal que ocurra que un perro en un refugio se comporte de una manera y lo haga de otra totalmente distinta en una casa, ya que las condiciones cambian por completo. Por eso siempre recomendamos asesoramiento para el cambio. No nos cansamos de decir que el periodo de adaptación a un nuevo ambiente es muy importante, ya que de lo que ocurra y cómo ocurra en él, dependerá el comportamiento posterior del individuo. En un periodo estresante para el perro, estímulos poco importantes pueden resultar bloqueantes. Y es porque el organismo del animal está adaptándose, y no tiene recursos en ese periodo que se puedan destinar a luchar contra otros eventos. Por eso hay que facilitar que en estos momentos el ambiente sea lo más tranquilo y sencillo posible, y no agobiemos al animal sino que facilitemos su transición.

En el caso de Iwa, la adaptación a los estímulos cotidianos de un piso le está costando trabajo, y estímulos tan poco importantes como unos reflejos en los comederos, le estaban impidiendo comer y beber con normalidad.
Iwa comiendo tras sustituir el comedero  brillante

Aquí tenemos los resultados después de quitarle los comederos nuevos de acero inoxidable y ponerle la comida en una fiambrera.
Iwa bebiendo en el comedero brillante tras superar el bloqueo

Una vez superado su bloqueo, Iwa fue capaz de beber en el comedero metálico brillante.

Muchas gracias a Irene e Iwa por darnos esta lección de aprendizaje animal.

Por Rosana Álvarez Bueno.

  1. 28/03/2017

    Buenas tardes. Acabamos de adoptar una galguita de Galgos en Familia. Estamos muy contentos Triana (antes Juncal) es genial muy cariñosa, sociable con personas y sobre todo niños. Come bien y pasea muy bien excepto cuando ve otro perro que se asusta un poco. Lleva con nosotros desde este pasado domingo. Lo único es que a pesar de sacarla 3 o 4 veces al día no hace sus necesidades fuera. Si podéis ayudarnos. Muchas gracias de antemano.

    • Hola Manuel,
      Claro, sin problema, contactad conmigo para una consulta y lo vemos cuanto antes. 🙂
      Un saludo,

Write a comment:

*

Your email address will not be published.