Gatos, perros, niños y decoración a lo ‘Pinterest’

*Podéis seguirlas en @Etologiamalaga y en su BLOG. Podéis leerlas también en mascotas.

Quizá os parezca curioso el título del artículo de hoy. Pero venimos inspiradas por instagram. Hace unas semanas, justo unos días después de que viniesen los Reyes Magos a dejar sus regalos, leía en una cuenta (con muchos seguidores por cierto), como pie de una de sus fotografías, un texto en el que decía cosas del tipo “hay juguetes que voy a guardar en un cajón porque me aturden al entrar”, “pinto muchos de sus juguetes en gris/blanco/negro para que vayan con la decoración de su cuarto” y denominaba “errores visuales” a las cosas que a ella no le gusta ver.

Vayamos por partes. Creo que gracias, o mejor dicho, por desgracia, a las redes sociales nos creamos necesidades de decoración para nuestros peques y para nuestras vidas en general. Y sí, ver esas fotos de casas (aparentemente) ideales, con colores uniformes, con los juguetes todos de las mismas tonalidades, igual nos satisface visualmente y dan cierta paz, pero a nosotras a veces nos agotan, porque nada es tan perfecto y sobre todo porque hay cosas que rayan con lo absurdo y con la estrechez mental.

Berta juguetes salón

Es inevitable que en una casa con niños abunden los juguetes esparcidos por todas las habitaciones. Lady Berta trae y lleva de su habitación al salón unas mil veces cada tarde todas sus cosas, eso sí, entre todas recogemos antes de cenar y listo.

Ojo, están leyendo a dos obsesas del orden y la limpieza, pero nuestra hija tiene juguetes de colores, algunos de madera sí, pero otros de plástico, con luces, con sonido, con diferentes formas.

Pero, ¿qué hay de los juguetes para perros y gatos?, ¿los tendrán también a juego con la decoración del hogar?, ¿teñirán de color gris vigoré o de rosa empolvado esa pelota cochambrosa (aunque favorita) de color rojo que su perro adora? Creo que habría que pensar un poco más en los porqués y en que a su perro, gato o hijo le importa poco la decoración o el estado en que se encuentre el juguete en cuestión.

Si los juguetes de los niños tienen colores, formas y música será por algo, ¿no creen? (Seguro que esto Alejandra Melús sabe mejor que nosotras cómo explicarlo) Además, la vida, por suerte, no es en blanco y negro.

En el caso de los perros y gatos, los juguetes son algo esencial en sus vidas. Todos los mamíferos altriciales juegan. Porque el juego es aprendizaje, tanto para un niño como para un perro o un gato. Mediante el juego aprenden las normas sociales, la coordinación motora, el comportamiento sexual, la motricidad, el control de impulsos, etc.

Jordan juguete

Pero además, desde que se convirtieron en animales domésticos, y al no poder realizar todas las funciones propias de su especie en libertad, el juego es más necesario aún. Necesitan ejercitar la mente y satisfacer funciones vitales con los juguetes. Incluso se les puede enseñar a resolver puzzles y a hacer juegos en los que tengan que practicar para dar con la solución.

Para más inri para los perros y los gatos son más importantes características de los juguetes como material, textura, forma y tamaño antes que el color. No vamos a aburriros ahora con la fisiología y la anatomía del ojo del perro y del gato, pero para resumir diremos que la visión en su caso es dicromática.

Esto significa que, a diferencia de las personas, que tenemos una visión tricromática y somos capaces de distinguir todas las longitudes de onda en la percepción de la luz, lo que se traduce en millones de colores, el perro tiene una visión dicromática con una parte del espectro neutra o incolora.

Las estructuras de color azul o violeta son percibidas como color azul, mientras que las de color verde, rojo, amarillo y verde amarillento son percibidas como amarillo. Por otro lado, parece ser que los perros son ciegosal espectro de colores que nosotros vemos como azul verdoso, lo que significa que ellos lo ven blanco. Si buscáis en google imágenes la visión del perro o del gato lo veréis representado y lo entenderéis mejor.

Otra cosa que es muy común cuando la gente adquiere un cachorro, ya sea de perro o de gato, es que quieren comprarlo todo y que le sirva para cuando sea adulto. A ver, si usted no le compra a su hijo de 12 meses el cubo de Rubik, ¿por qué le compra a su cachorro de 3 meses un pedazo de pelota de goma que pesa 300 gr y que no la puede ni coger?

Los cachorros tienen dientes de leche igual que los niños, pero tardan menos en perderlos, suele ser bastante rápido, y necesitan saciar la conducta de morder, pero tienen que probar distintas texturas. Nosotras siempre recomendamos que se adquieran diferentes juguetes, uno de goma, alguno tipo peluche, alguno que tenga sonido, y otro de tipo interactivo (Kong, bolas dispensadoras de comida…).

Con el paso de los meses, irán descubriendo qué les gusta más, a algunos las pelotas, a otros los juguetes de madera, a otros les gusta la variedad. Y lo sentimos, pero a los perros y a los gatos la boca les dura toda la vida, y morder, experimentar y explorar es una necesidad de comportamiento. Además, debido a la domesticación, la capacidad de mantener características juveniles en el perro adulto se ha intensificado. Esto se llama neotenia y debido a ello, nuestro perro jugará como un bebé durante toda su vida.

Gata rascador cartón

Con los gatos ocurre algo parecido. Algo muy singular y que la gente quiere evitar, es que los gatos les arañen los muebles, los sofás, las cortinas, etc. Pero muy poca gente se preocupa de algo importantísimo, y es que, los gatos tienen que rascar, es una conducta natural, tienen que afilarse las uñas y marcar con sus feromonas y estirar la musculatura. Pero deberán descubrir ustedes qué material les gusta más, y en qué posición. A algunos les gustan los rascadores de cartón en horizontal, a otros les gusta el yute en vertical, a otros la madera… Eso se lo irán diciendo sus gatos, y sí, solo se consigue averiguar colocando varios rascadores de diferentes materiales en distintos lugares para ver cuál es el elegido.

Explicado todo esto, ahora llega la parte poco pinterest del asunto. Los juguetes de perro, de gato, de niños, a veces no nos cuadrarán mucho con la decoración, e igual nos los encontramos esparcidos por el suelo. Y seguramente nuestro salón quedaría mejor sin el juguete favorito de uno de nuestros perros, que es un hueso de peluche de color rosa que pita, pero es su juguete favorito y no se lo vamos a pintar de gris, ni lo vamos a tirar a la basura o a esconder en un baúl (además, a Lady Berta no le gustaría nada que hiciéramos eso). Lo más que hemos conseguido es poner una cesta al lado del sofá, y cuando acaba el día, Lady Berta recoge los juguetes de los perros y los pone allí, pero están accesibles, así que cuando quieren jugar, ellos van a cogerlos allí y vuelta a empezar.

Recuerden lo que les decimos siempre, ellos no han elegido entrar en nuestra familia, somos nosotros los que decidimos asumir esa responsabilidad, y hay necesidades que tenemos que cubrir, aunque nos fastidien las fotos de instagram.

Y con esto y un bizcocho… Nos despedimos hasta la próxima colaboración, en la que Lady Berta habrá cumplido ya ¡2 añitos!

Muchos besos para todas, y si sobrevivimos a la fiesta infantil, nos veremos por aquí.

Por María Garrido y Rosana Álvarez.

Si quieres recibir artículos como este y otras cosas interesantes directamente en tu email…

¡Suscríbete a nuestra newsletter para particulares!

¡Suscríbete a nuestra newsletter para veterinarios!

CategoryPublicaciones
Write a comment:

*

Your email address will not be published.