Enriquecimiento ambiental en perros. Importancia para el bienestar animal.

Enriquecimiento ambiental en perros

El enriquecimiento ambiental es un proceso por el cual tratamos de modificar, adaptar o crear un ambiente en el que el animal pueda expresar sus conductas naturales y necesarias de especie. Por tanto, debemos conocer a la perfección el etograma de la especie en cuestión. El objetivo es mejorar el bienestar del animal. Para ello utilizamos distintos tipos de estímulos. Pero ¡ojo!, estimular no es enriquecer. No todos los estímulos enriquecen. Hay que tener en cuenta todos los factores que intervienen en cada caso.

Por tanto, 

Ya os hablamos en otro artículo sobre el enriquecimiento ambiental en la especie felina. Suele ser más frecuente que se hable sobre los felinos a la hora de definir el enriquecimiento ambiental debido a que se piensa que al no salir a la calle es más necesario, pero es igual de importante para cualquier especie que viva en cautividad. En los perros, es de aplicación en los hogares, pero también- y quizás con más motivo- en perros que viven en confinamiento, como los de refugios, protectoras o laboratorios. Y siempre 

Estrategias o estímulos que se utilizan

*Quiero hacer hincapié en que estas son medidas generales, y en que para aplicar un protocolo de enriquecimiento ambiental se debe hacer un proyecto estudiando cada situación individualmente* Los tipos de enriquecimiento utilizado se dividen básicamente en dos:

  • Enriquecimiento social: se utilizan estímulos animados o vivos.
    • Intraespecífico: otros perros.
    • Interespecífico: otras especies.
  • Enriquecimiento físico: utilizando estímulos inanimados.
    • Sensorial: estimulando los sentidos.
    • Estructuras: jugando con el espacio físico del animal.
    • Alimentación: formas de alimentarse fuera de la habitual.

Enriquecimiento social intraespecífico

El perro es un animal social, por lo tanto, en general, debería verse beneficiado por la compañía de otros individuos de su especie. Esto comporta ventajas en cuanto a la socialización, el aprendizaje y la práctica de normas sociales y el entendimiento del lenguaje corporal, mediante el simple contacto y el juego. Siempre será más beneficiosa la permanencia en grupos que la estancia individual. Por supuesto, siempre supervisando y monitorizando que el grupo esté equilibrado y no existan problemas entre ellos. De otra forma no sería enriquecimiento ambiental. Si no viven en grupos hay que facilitar este contacto mediante reuniones diarias con otros perros.

Enriquecimiento social interespecífico

Sabemos que el perro es una especie con una ventaja adaptativa muy importante, y es que es capaz de improntarse con otros individuos que no son de su propia especie si le son presentados durante el periodo sensible de socialización. El contacto con personas puede resultar igual o incluso más beneficioso que el contacto con individuos de su propia especie. Por ello se recomienda facilitarlo en la medida de lo posible mediante juego, actividades de aprendizaje como entrenamiento de distinto tipo en positivo, alimentación, cepillado y masajes, hablándoles sin gritar, etc. Por supuesto, en perro con miedo a las personas, habría que diagnosticar primero el problema y plantear un tratamiento específico.

Enriquecimiento físico sensorial

Sobre todo encaminado a estimular los sentidos del olfato y del oído, aunque también la vista. Conlleva ventajas como un mayor descanso y menos ladridos. Realmente en cuanto al oído lo interesante es disminuir los niveles de ruido. Obviamente si hay mucho ruido no resultaría enriquecedor poner música, porque estaríamos añadiendo más decibelios. En ausencia de ruido una música relajante puede tener algún beneficio, sobre todo si se acompaña de otras actividades de enriquecimiento social. En cuanto al olfato, distintas sustancias olfativas pueden estimular al animal, enriqueciéndolo mentalmente. El uso de feromonas en este sentido aporta disminución del estrés. La estimulación visual se relaciona con el enriquecimiento social, a través de la visión de personas u otros animales. Se ha visto el beneficio aportado en muchos casos por televisores en distintas colectividades.

Enriquecimiento físico estructural

Se trata de aumentar o modificar la complejidad del entorno en el que se encuentra el perro. Se pueden usar diversas estrategias:

  • Juguetes: de distintos tamaños y texturas y siempre adaptados al tamaño y la edad del perro. Cuidado de que no produzcan problemas entre ellos. Es importante rotarlos para mantener la motivación.
  • Alojamiento: debe ser confortable y complejo en la medida que le permita acceder a distintos sitios en varios niveles y explorar.
  • Ejercicio físico: reduce el estrés y los problemas derivados del mismo, tanto en perros alojados en colectividades como en perros domésticos.

Enriquecimiento físico nutricional

Se trata de utilizar medios de alimentar al perro que den salida a sus capacidades naturales como especie. En este sentido es mucho más enriquecedor hacer que el perro tenga que obtener o buscar la comida, que administrársela de manera convencional en un plato. Se pueden usar juguetes dispensadores de comida, rellenables, juegos de olfato para buscar la comida, esconderla en distintas estructuras, cambiar la hora y la manera de hacerlo, etc.

Todas estas medidas son aplicables en un entorno doméstico y en distintas colectividades o entornos. Pero lógicamente hay que tener en cuenta en dónde se encuentra el perro y las características de cada individuo o colectividad. Las medidas que se aplican en un caso no tiene por qué ser transferibles a otro.

Los protocolos siempre serán proyectos individuales. Os invito a comentar y compartir.

Por Rosana Álvarez Bueno.

Si quieres recibir noticias como esta y otras cosas interesantes directamente en tu email…

¡Suscríbete a nuestra newsletter para particulares!

¡Suscríbete a nuestra newsletter para veterinarios!

One Trackback

Write a comment:

*

Your email address will not be published.