Carta en favor de un parque canino

¿POR QUÉ UN PARQUE CANINO?

La primera razón es muy simple, los perros viven desde hace miles de años con el humano en un afán de nuestra especie por satisfacer nuestras necesidades de una u otra manera con distintas tareas: guarda, protección, caza, etc. Actualmente, el más extendido de esos trabajos es la compañía. El perro nos acompaña, nos da cariño, nos consuela y, en muchos casos, nos sirve de sparring para nuestros altibajos emocionales. Es evidente que forma parte de la sociedad moderna y, en su mayor medida, de nuestras familias.

Derivado de este motivo, debemos satisfacer sus necesidades. Porque, ¿qué clase de relación sería esta si no? ¿Una relación en un solo sentido? Bueno, el ser humano es egoísta, sí, pero el perro forma parte de nuestra familia, no es ni un juguete, ni un jarrón.

Y de aquí salen el resto de razones para explicar el por qué de los parques caninos. Seguramente me condenen, pero las necesidades que tiene un perro son muy similares a las de un niño pequeño. Todos sabemos que el perro necesita compañía, ya que es un animal social. Por tanto, es necesario que se relacione con sus congéneres, pero también con individuos de otras especies. También necesitamos proporcionarles experiencias distintas, en entornos diferentes y variados. Además, necesitan un sitio donde aprender a hacer sus necesidades. También disponer de un sitio donde podamos dejarlos sueltos para que hagan ejercicio. Y por último, el juego. Un perro que juega es un perro más cercano al equilibrio. Del juego se aprenden todas las conductas sociales, además de los patrones motores.

¿Dónde conseguimos los dueños de perros estos requisitos? Yendo con nuestro perro atado por la calle no podemos darles lo que necesitan. No todo el mundo tiene perro, ni lo necesita, por tanto, si nos reunimos en un sitio solo para nosotros, mucho mejor.

El comportamiento que tendrá nuestro perro es el fruto de la interacción compleja entre genes y medio ambiente. Parte del ambiente es la educación y la socialización, y pueden mejorar mucho los comportamientos menos deseados. Si un perro no se socializa adecuadamente no podrá convivir en armonía en la sociedad que le ha tocado vivir.

Los perros nos dan mucho, mira a tu alrededor y piénsalo bien. Compartamos con ellos nuestro espacio.

Por un parque canino ya.

Málaga, a 23 de septiembre de 2013

Firma Rosana

Fdo.: Rosana Álvarez Bueno.

Veterinaria Col. 933 Málaga.

Servicio de etología veterinaria.

www.etologiaveterinaria.net

CategoryNoticias
Write a comment:

*

Your email address will not be published.