¿Bebe tu gato suficiente agua? ¿Sabes que puede sufrir FLUTD?

Fuente de agua para gatos

Hoy hablaremos de una parte del comportamiento ingestivo de los gatos, concretamente del consumo de agua.

Probablemente habrás observado que tu gato consume agua regularmente. Seguramente tiene un platito (en el mejor de los casos más de uno) a donde se dirige cuando quiere beber.

Pero ¿bebe tu gato suficiente cantidad de agua?

La respuesta es no. La mayoría de gatos consumen una dieta compuesta casi exclusivamente por pienso seco, y no ingieren fuera de la dieta la cantidad diaria de agua que necesitan.

Si tienes gato también sabrás que los problemas de las vías urinarias son frecuentes en ellos: patologías como infecciones, obstrucciones de las vías urinarias, cistitis idiopática, urolitiasis (cristales en orina), etc., te hacen acudir al veterinario en más ocasiones de las que quisieras. Todos estos problemas se agrupan bajo el término enfermedad del tracto urinario inferior (FLUTD)

Hay muchos signos que puedes observar en tu gato y que te pueden estar indicando que padece FLUTD, aquí te detallo una lista:

  • Mayor frecuencia de micciones.
  • Dificultad al orinar.
  • Vocalizaciones al orinar.
  • Micciones pequeñas y frecuentes.
  • Sangre en la orina.
  • Obstrucción en las vías urinarias (el gato no orina).
  • Micciones fuera de la bandeja.
  • Agresividad.

Fíjate en los dos últimos, son síntomas conductuales que puede que hayas observado alguna vez en tu gato o en el gato de alguna otra persona. Así que ya sabes que ese gato debe visitar al veterinario urgentemente.

¿Puedo prevenir el FLUTD?

La respuesta es sí.

En general hay varias medidas que pueden utilizarse para ayudar a que la orina sea más diluida, de manera que algunas sustancias nocivas presentes en ella ocasiones menos daño en la vejiga y las vías urinarias. Ojalá con estas medidas evitáramos que todos los gatos sufrieran de patologías de las vías urinarias, pero no es así. Aún así, con ellas podremos contribuir a la prevención y hacer que nuestro gato sea un poco menos candidato a estar enfermo.

Estas medidas preventivas forman parte de  las técnicas de enriquecimiento ambiental, de las que tanto hablamos en los gatos, y que son muy importantes para que puedan expresar las conductas propias de su especie. Ellas también nos ayudarán a prevenir la obesidad, que es otro de los factores de riesgo para que un gato sufra FLUTD.

Pues bien, para conseguir una orina más diluida deberás por una parte introducir a tu gato una dieta húmeda (en forma de latitas o humedeciendo el pienso). Uno de los factores predisponentes a sufrir FLUTD es una dieta compuesta únicamente por comida seca.

Por otro lado, haremos que nuestro gato incremente el consumo de agua. Esto lo puedes hacer de distintas maneras, como por ejemplo separando el agua de la comida, incrementando el número de platos con agua disponibles, manteniendo el agua siempre fresca y limpia o introduciendo fuentes de agua.

Probablemente habrás visto alguna vez a tu gato intentando beber del grifo del fregadero o del videt. Las fuentes de agua son dispositivos para promover que el agua corra. Hacen que el agua se recircule, mediante un motorcito y un filtro. De esta manera está siempre limpia y fresca. Los hay de distintos tipos, en unos el agua cae verticalmente, como si fuera un grifo, en otros sale como si de un manantial se tratara.

Si eliges la fuente como medida para incrementar el agua que tu gato ingiere, debes tener en cuenta qué modelo le vendrá mejor a tu gato y a tu casa. En internet tienes disponible una amplia información en forma de opiniones sobre todos estos artilugios.

Lo que siempre hay que tener en cuenta es que hacen un pequeño ruido y que deben ir conectados a una toma de corriente. Bien, este pequeño ruido puede hacer que en un principio el gato no quiera acercarse porque le dé miedo, cosa normal claro. Si te pasa esto no lo devuelvas, intenta asociar el aparato con algo positivo para el gato.

A Jabuguita y a Macarrón les pasó. Más de un mes después de la adquisición de la fuente ya beben los dos perfectamente de ella.

En este vídeo te mostramos cómo hicimos que lo asociara positivamente.

En este otro ya aparece bebiendo con normalidad de ella.

Consejo: cuidado dónde colocas la fuente, que salpica cuando el gato bebe. Además, a algunos gatos les provoca una conducta de juego, con lo que mojarán la pata y… desastre total. 🙂

Por Rosana Álvarez.

Si quieres recibir noticias como esta y otras cosas interesantes directamente en tu email…

 

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Write a comment:

*

Your email address will not be published.