15 razones para no castigar a tu perro cuando tira de la correa

15 razones para no castigar a tu perro cuando tira de la correa

El problema de tirar de la correa es uno de los más reclamados por los propietarios de perros. Incluso hay personas a las que les preocupa o molesta más que su perro tire de la correa que otros problemas de comportamiento que pueda tener el animal. Intentaremos explicar en una lista de 15, los motivos por los que tu perro lo hace.

Sinceramente, y en mi opinión particular como persona y como especialista, a mí me preocupa muy poco que mis perros tiren de la correa. Quizás porque sé por qué lo hacen y porque la mayor parte de la responsabilidad sé que es mía. Pero entiendo que a vosotros, propietarios, os moleste que vuestro perro os vaya sacando el brazo durante el paseo. Y sé de algunos clientes que tienen hasta lesiones tendinosas por ese motivo.

Como en muchos otros problemas de comportamiento y educación, tirar de la correa se trata de corregir castigando al perro de distintas maneras. Las más habituales son dar tirones del collar, colocar collares de castigo, gritar, comprarse arneses y roznares antitiro, … Y muy pocas personas buscan asesoramiento para saber la causa de ese comportamiento. En definitiva: “¿por qué mi perro hace eso?”, “¿le pasará algo?”

15 razones para no castigar a tu perro cuando tira de la correa:

  1. Tu perro puede tener miedo y por eso tira de la correa. Muchos perros no fueron socializados durante la fase temprana (3 a 12 semanas de vida) con entornos urbanos, bien por no vivir en dichas zonas o por no haber sido sacados a la calle en es e periodo. Si tiene miedo, no lo expongas a entornos demasiado estimulantes, ve muy poco a poco y nunca tires de la correa.
  2. Ansiedad: tu perro no sabe lo que va a ocurrir. La educación inconsistente es uno de los grandes motivos por los que los perros muestran conductas anómalas.
  3. Capacidad exploratoria: es algo normal en un perro y una necesidad de comportamiento que debe ser satisfecha. Debes dejar que tu perro olfatee y explore durante el paseo. Colócale una correa larga para que pueda hacerlo durante parte del camino.
  4. Juego: si tienes un perro joven o muy activo es lo que hay. Dedica parte del paseo a ejercitarlo y jugar con él y hazlo también en casa y siempre de manera controlada.
  5. Rastreo: relacionado con la capacidad exploratoria. Hay perros de determinadas razas, como por ejemplo las de caza, que tienen más acusada la capacidad de olfatear rastros. Dejarles hacerlo es una parte muy importante de un programa de enriquecimiento ambiental.
  6. Falta de asesoramiento o asesoramiento inapropiado: no te han asesorado o lo han hecho equivocadamente sobre el comportamiento de un perro y sobre lo que necesita, y por eso haces lo que crees o has visto en otros, sin pensar si es aplicable a tu caso o no.
  7. Pura ley de la física: si tiras fuerte hacia un lado tu perro tenderá a seguir tirando hacia el otro. ¿Has probado alguna vez a no llevar la correa tensa? ¿Y si llevas una correa más larga?
  8. Conducta social: el perro es un mamífero social. Esto quiere decir que quiere estar acompañado. Por lo tanto querrá saludar a las personas conocidas y a otros perros. A él le importa poco estar atado.
  9. Pastoreo: algunas razas vienen determinadas por las conductas para las cuales han sido seleccionadas. Mucho individuos de estas razas intentarán mantener al grupo unido, por lo que si hace falta, tirarán de la correa para ello.
  10. Falta de educación: los perros no nacen enseñados a no tirar de la correa. Ni siquiera saben que van a tener que salir a la calle atados. ¿Por qué no se lo enseñas desde pequeño en positivo y sin castigos?
  11. Falta de estimulación y/o contacto social: algunas veces no dejemos que nuestro perro juegue en casa o pretendemos que viva en una terraza o en una parcela separado de nosotros. Si decidimos sacarlo a la calle se volverá loco por olfatear, jugar y tener contacto social.
  12. Falta de acceso: pocas salidas o salidas de poca duración. El perro tiene que satisfacer, al menos en una de sus salidas diarias, todas las conductas ya comentadas: capacidad exploratoria, ejercicio físico y contacto social.
  13. No es necesario: así de simple. No es necesario castigar a tu perro cuando tire de la correa. Siempre hay otros métodos. Y lo primero, por supuesto siempre, es saber por qué lo hace.
  14. Para eso estamos los profesionales: no pidas consejo en el parque, o a tu vecina del 5º, tampoco lo busques en internet ni en la tele. Búscanos a los profesionales, que para eso estamos. Seguramente todo lo demás al final te saldrá más caro.
  15. Compromete el bienestar del animal: el castigo no solo no sirve para nada, sino que hará daño a tu perro: física y psíquicamente. Tirar de la correa puede causar hipoxia, golpes de calor, daños en el cuello y conductas anómalas.

Espero que a partir de ahora te plantees estas u otras cuestiones antes de dar un tirón de la correa a tu perro. Si he conseguido eso, seré feliz hoy. 🙂

Por Rosana  Álvarez Bueno.

 Si quieres recibir noticias como esta y otras cosas interesantes directamente en tu email…

 

¡Suscríbete a nuestra newsletter para particulares!

¡Suscríbete a nuestra newsletter para veterinarios!

  1. 19/05/2015

    Excelente artículo, me gustaría saber si ofrecen asesorías virtuales y como funciona.

    • Estimada Eliana,
      Muchas gracias por su comentario. 🙂
      Si se refiere a realizar consultas por internet, lo sentimos pero eso está prohibido ética y legalmente. Si se refiere a cualquier otro tema, por favor, háganoslo saber.
      Saludos!

    • 19/05/2015

      Yo creo que esto es una tonteria, un perro se excita con muchas cosas, pero si lo tienes bien educado con un simple gesto o palabra se tiene que tranquilizar e ir a tu ritmo. El que va en cabeza para ellos siempre es el perro dominante, y si tu perro va siempre delante no solo significa que se cree que puede ser tu dominante sino que tu lo estas aceptando, y por lo tanto es maleducar a un perro.

      Un saludo y espero que quien no sepa de algo, no escriba post como si fuera la razon absoluta.

      • Estimado Educador de perros,
        Muchas gracias por su interés en contestar pero aquí tenemos muy claro lo que decimos, y no tiene nada que ver con nada de lo que comenta usted, conceptos que están totalmente descatolizados y que por supuesto nada tienen que ver con el diagnóstico de problemas de conducta.
        Un saludo y de nuevo gracias por su interés.

  2. 19/05/2015

    Un educador hablando de dominancia, quizás sea un educador del pasado.

    Buen articulo.

  3. 21/05/2015

    Ver como un perro tira de su dueño te puede dar la mayoría de las veces una idea de como se va a comportar. Lei una vez un artículo y fue muy útil a la hora de educar a mi perro. Decía que si el perro tiraba debías dar unos pasos hacia atrás de forma tranquila y cuando el perro recule vuelves a caminar hacia delante. Yo me armé de paciencia pero cuando aprendió el concepto no volvió a tirar. No puedo presumir de un perro de concurso de obediencia porque la verdad es que le dejo bastante libertad pero sin embargo puedo salir a dar un paseo sin romperme la espalda, que corra en el momento de parque cuando lo suelto y finalmente volver a casa de forma tranquila nuevamente.

  4. 24/05/2015

    Hola Rosana,
    Mi perra pesa 4 kilos y puedo asegurar que no tiene nada que ver que un perro sea grande para que tenga tendencias a tirar de la correa.
    Somos dos personas a veces tres, las que sacamos a pasear al can y soy el único que se toma molestias en querer corregir la conducta de la perrita, al resto le da igual como salga a la calle, si estirando como si de un Husky desesperado se tratara o como un perro en zona tranquila fuera. Creo que ante eso y soy el que lo está sufriendo en primera persona, no puedo hacer nada. La perra va a seguir haciéndomelo a mi cada vez que la saque y las demás personas que la pasean se lo van a seguir consintiendo y va a volver a mi y se le va a olvidar que conmigo no puede y la volveré a corregir y va a seguir siendo un bucle, hasta que llegue el dia que lo entienda (ya lo está haciendo, es cuestión de paciencia), espero que sea antes que se le pueda dañar la faringe tan finita que tiene.
    Es miedosa, insegura y quiere salir pitando cuando otro perro quiere conocerla, pero vivo en una ciudad y hay mas personas alrededor, no puedo llevarla con una extensible porque podría hacer caer a alguien enredándose en los pies, bicicletas ó lo que es peor a un niño o un cruzarse con un coche (porque cuando corre no mira), por lo tanto intento que socialice con otros perros que pasean alrededor, pese a los estirones que ella misma da queriendo huir, al final lo entiende y se queda observando la situación, muy a su pesar y desconfiando todo el rato, pero yo no puedo pedirle a otra persona que está paseando a su perro que se pase 15 minutos junto a mi perra para que se de cuenta que no hay nada que temer yendo conmigo, hay quien lo ha hecho pero no todos se prestan a hacerlo, trato de explicarlo a quien me ayuda y al final se va contenta moviendo el rabo, pero otras veces nos vamos del lado de otro perro, con mi perra tirando como si se acabase el mundo con el rabo metido entre piernas.
    Mi problema en concreto que las demás personas que pasean a la perrita, huyen ante ese tipo de situaciones (no como yo), de ahí que la perra sea insegura y sobreprotegida, porque no socializa lo que ella quisiera y yo creo que por esas situaciones que se escapan a su control, entiende que los demás pueden ser un peligro y toma el mando huyendo.
    Es mi frustración, yo ya se que hasta que eso no cambie por muchos educadores de perros que pasen por manos de mi perra, no va a cambiar nada su comportamiento.
    Si soy el único que se molesta en querer educarla y luego cuando vuelve a mis manos es una vuelta a empezar, llegará un dia que tal vez las otras personas que también disfrutan de su compañía, me comenten….. ¿has visto que cambio la perrita, ya no es una niña?, que bien se porta ahora.
    Pero bueno, que le vamos a hacer, ya llegará.

    • Estimado amigo,
      Gracias por su comentario, pero mucho me temo que usted, o bien no tiene el asesoramiento adecuado, o si está haciendo las cosas así porque cree que están bien, está equivocado.
      Si ha leído el artículo detenidamente verá que una de las causas principales por las que no se debe castigar a un perro cuando tira es el miedo.
      SU perra, ni intenta imponerse ni tomar el mando, lo que quiere es huir de lo que le amenaza. Y usted lo que está haciendo es obligarla a enfrentarse a ello, lo cual, no solo no le proporcionará mejoría, sino que empeorará el problema.
      Le aconsejo primero que le cambie el collar por un arnés si la situación va a permanecer igual. Y segundo que contacte con un especialista de su zona que le pueda asesorar correctamente.
      Si me dice dónde se encuentra puedo recomendarla a algún compañero que se encuentre por la zona.
      Un saludo, 🙂

  5. 02/06/2015

    Hola!!! muy buen artículo!!!, yo tengo un perro de 1 año que se asusta mucho con los ruidos de la calle, yo no lo castigo, por que no le veo sentido a tratar de solucionar las cosas así….cuando salimos tarde en la noche y no hay casi ningún ruido no tira, mas en otras horas de mucho tráfico tira desesperado en dirección a la casa,no es muy sociable por miedo también…..ni en mi país Bolivia ni en mi ciudad La Paz he podido encontrar etólogos que me ayuden, tal vez Uds. sepan de alguien???? o quizá puedan darme algún consejo se los agradecería mucho.
    Saludos cordiales

    • Hola Ximena, gracias por escribirnos. Me alegro de que te haya gustado el artículo.
      La verdad es que en Bolivia no tenemos contacto con nadie. Lo siento. Quizás pudiéramos tener una consulta a distancia, tendríamos que verlo.
      Saludos,

  6. 19/03/2016

    Estupendo post,
    Mi problema surge ahora que tengo dos perros recogidos de una perrera. Uno es más activo que el otro. Cuando consigo que los dos vayan al mismo ritmo, las aceras de la calle a menudo son muy estrechas para nosotros tres y tengo que dejar que el más activo se adelante para seguir paseando.

  7. 21/06/2016

    Estoy totalmente deacuerdo. Magnifico articulo y estudio. Yo llevo mas de 30 años entrenando ,adiestrando perros y caballos de alta escuela y la formacion del educador o jinete es fundamental. Sigo vuestros articulos, por que se basan en el respeto hacia al animal ante todo. Un grato saludo Mel

  8. 12/11/2016

    mi cachorro de dogo de burdeos pasea con collar de ahorque,como le molesta,gira la cabeza y pone en su boca, parte de la correa,con eso logra q el collar no cumpla ninguna funcion,y se mantenga siempre flojo,aveses me pregunto quien pasea a quien

One Trackback

  1. […] Pues bien, la causa fundamental de que el animal coja cosas con la boca es la conducta exploratoria. Ya hablamos de ella como causa en el artículo de tirar de la correa. […]

Write a comment:

*

Your email address will not be published.