Bandeja arena grande

Frecuentemente, más de lo que os pueda parecer, encontramos en las visitas a domicilio de gatos muchas anormalidades referentes a la bandeja de arena. Sobre todo en 4 aspectos: en cuanto a la localización, al número, al contenido y a la limpieza.

Obviamente, en muchos casos esto ocurre por falta de información del propietario al respecto. Otras veces es porque nadie quiere una bandeja de arena en su salón, ni en su habitación, por lo que intentan esconderla lo máximo posible y ponerla en sitios incluso bastante inaccesibles para el gato o incluso ruidosos.

Sin embargo, hoy en día existen muchas ideas para que la bandeja de arena no tenga que representar un estorbo o haga daño a la vista y al olfato, y podamos dotar a nuestro gato del enriquecimiento ambiental adecuado a su naturaleza.

Por todo ello, y para que tengáis la información adecuada, os paso una lista de datos importantes referentes a la bandeja de arena:

– En casas con más de un gato en número ideal de bandejas sería igual al número de gatos y además una más.

– Las bandejas deben colocarse en distintas localizaciones en la casa para que los gatos dispongan de varios sitios disponibles. SI hay varios pisos, debe haber bandejas en todos ellos.

– Debe ser accesibles, para que cualquier gato pueda entrar, tanto si es un cachorrito, como si es viejo o tiene problemas de movilidad.

– No colocar la bandeja en zonas de difícil acceso, de mucho tránsito de gente o animales o de mucho ruido (el ejemplo típico es al lado de la lavadora o secadora)

– La mayoría de gatos prefieren las bandejas descubiertas.

– La bandeja debe ser lo suficientemente larga como para que le gato pueda entrar y darse la vuelta dentro. Más o menos una vez y media la longitud del cuerpo del gato. Nota: las bandejas que usualmente se venden no suelen serlo, por lo que se puede adecuar otra caja cualquiera.

– La bandeja debe reemplazarse una vez al año porque retienen y absorben olores.

– No molestar nunca al gato cuando está en la bandeja.

– Los gatos suelen preferir la arena sin perfumar, fina y aglomerante.

– El grosor de la capa de arena debe ser suficiente profunda para que el gato pueda excavar y enterrar. Mínimo 3 cm.

– Para conocer las preferencias de sustrato de tu gato, se suele hacer lo que se llama una cafetería de bandejas de arena. Se trata de ofrecer varias bandejas con distintos sustratos para que el gato elija su preferido y podamos usarlo.

– Muchos gatos prefieren que la arena esté siempre limpia y nueva, no les gusta la que ya está usada, por lo que hay que irla renovando.

– La bandeja debe ser limpiada diariamente con la pala.

– Regularmente debe ser vaciada y lavada, y la arena cambiada. Dependiendo del tipo de arena esto debe hacerse una vez a la semana o al mes.

– La limpieza de la bandeja debe hacerse con agua y jabón líquido y enjuagarse bien. No deben usarse productos con olores fuertes ni amoniacales o lejía. Si notas que el olor no se va, es que necesitas una nueva bandeja.

Has de entender que estos son datos ideales sobre cómo debería ser, pero esto no quiere decir que a muchos de vosotros os funcione bien de otra manera. Aunque también os digo que tenéis suerte.

Espero que os haya sido de utilidad, seguro que vuestro gato será más feliz a partir de ahora.

Dispondrás de una ampliación de este artículo en nuestro nuevo libroEtología felina. Guía básica del comportamiento del gato“. Próximamente a la venta.

Por Rosana Álvarez Bueno.

*Basado en Litter box tips. Drs. Horwitz and Neilson.

Si quieres recibir noticias como esta y otras cosas interesantes directamente en tu email 

¡Suscríbete a nuestra newsletter para particulares!

¡Suscríbete a nuestra newsletter para veterinarios!

  1. 14/06/2016

    “– No molestar nunca al gato cuando está en la bandeja.”

    Nosotros las tenemos en los baños y las gusta ir, especialmente cuando vas tu XD

  2. 19/02/2018

    Hola, en casa tenemos un gato adulto (casi 7 años) y hace unos meses adoptamos a una gatita; desde el primer momento aumentamos el número de areneros de 1 a 3, puestos en distintos sitios del piso, pero ellos usan sólo uno. Probé distintas ubicaciones (dentro de las limitaciones de un pequeño piso de 2 habitaciones), pero siempre usan el mismo arenero y los otros dos los ignoran por completo; es más, si intercambio la posición del arenero que usan por otro, buscan el mismo, es decir buscan esa caja de arena independientemente de su ubicación (y los tres areneros son exactamente iguales y con el mismo sustrato). Como no nos sobra el espacio, y visto que en 4 meses no les han hecho ni caso, me pregunto si podría quitar los otros dos areneros y dejar solo el que ambos usan, ¿o de todos modos debería de dejar al menos otro arenero más, “por si acaso”? Gracias.

    • Hola Cheni,
      Si no los usan en absoluto, es decir, nunca, y han pasado ya al menos un par de meses, puede ir quitándolos de uno en uno para probar.
      Un saludo,

      • 10/09/2018

        Muchas gracias por vuestra respuesta.

        Finalmente en marzo quité los dos areneros que no utilizaban, dejando un único arenero con arena de sílice (ambos gatos parecían preferir ese sustrato) y de los de tipo bandeja cerrada, ya que nuestro gato jamás había mostrado ningún problema en sus 7 años con ese tipo de areneros cubiertos y la gatita también parecía no tener problemas.

        En junio, unos tres meses y medio después de dejar un único arenero en el piso, la gatita se orinó en el sofá un día, luego en julio volvió a orinarse un solo día en el sofá; a principios de agosto la llevamos al veterinario y a raíz de ese día comenzó a orinarse en el sofá a diario incluso varias veces. Primero pensamos que podría ser el estrés después de la visita a la clínica (el manejo del veterinario no fue el más adecuado digamos…) así que le dimos tiempo y puse un bote de feliway; no mejoró y le hicimos análisis de orina por si era infección o cálculos pero las pruebas salieron bien, así que de nuevo pusimos los otros dos areneros a ver si era eso, además pusimos uno de ellos muy cerca del sofá donde orinaba (siempre era exactamente en el mismo sitio y sabemos que era ella y no el macho porque tenemos cámaras). Funcionó tres días pero luego volvió a preferir el sofá, dedujimos que podía ser porque las arenas ya estaban “sucias” después de 3 días de uso de ambos gatos (cada día retiramos heces y al ser sílice la cambio entera cada 10 días lavando a fondo la bandeja), así que en una de las bandejas empecé a usar arena de sepiolita y cambiarla día sí día no, y de momento lleva 2 semanas sin orinar en el sofá. Ahora ambos gatos utilizan solo el arenero con sepiolita y pasan de las otras dos bandejas con sílice.

        Me extraña que durante casi 8 meses la gata usara el sílice sin problemas y ahora se haya vuelto tan “”exquisita”” que necesita la arena perfectamente limpia casi a diario, me han dicho que puede ser porque ha madurado (acaba de cumplir un año). Al principio de adoptarla hicimos pruebas con un arenero de sepiolita, otro sílice y otro aglomerante y durante un mes y pico que estuvieron puestos solo usaron la que tenía sílice (ambos gatos), las otras las tuve que tirar estando limpias porque ni las miraban.

        ¿Es normal ese cambio de gustos con la edad? ¿Puede haber otros motivos para que ahora no tolere la arena usada lo más mínimo? Ya es por simple curiosidad y aprender algo más.

        Muchas gracias de nuevo, un saludo.

        • Buenos días,
          Habría que saber por qué hizo pipí en el sofá el primer día que lo hizo. Es posible que las preferencias cambien por cualquier factor externo o interno
          Saludos

  3. 19/02/2018

    La mía es una nena d solo 16 meses, no tiene malos olorws nunca y su bandeja edta al lado de mi cama y de dia en el bakcon continuo a mi habitacion. Ya castrada. Mi amor o toda la vida, nunca tuve mejir decision en esta vida. Amo a Miki

Write a comment:

*

Your email address will not be published.